22 de enero de 2006

Venezuela/Colombia.- Chávez anuncia que hablará con Uribe sobre la petición de asilo de los diputados secuestrados

LA PAZ, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que conversará con su homólogo colombiano, Alvaro Uribe, sobre la petición de asilo en Venezuela planteada por diputados secuestrados por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según informó la emisora colombiana 'RCN Radio' recogidas por Europa Press.

Chávez, que no precisó la fecha en la que se producirán estas conversaciones, coincidió hoy con Uribe en La Paz, donde ambos asisten a la toma de posesión como presidente de Bolivia del líder cocalero Evo Morales, que en estos momentos continúa con su primer discurso en el cargo en el Congreso, ahora en idioma aymara.

"Siempre estamos para ayudarnos mutuamente en la búsqueda de los caminos de la paz, del acercamiento entre los pueblos", dijo Chávez en una comunicado divulgado por la Presidencia.

Según la nota, el mandatario venezolano "expresó su interés por colaborar en la pacificación colombiana y estudiar la petición de asilo político" conocida ayer sábado, cuando fue divulgado en Colombia un vídeo dando pruebas de vida de un grupo de legisladores de la Asamblea Departamental del departamento del Valle del Cauca, en manos de las FARC desde 2002, agregó la comunicación.

Uribe ha dicho que su Gobierno "acepta" que los secuestrados "vayan en cualquier condición a la hermana República de Venezuela" y apuntó que no anticipaba que Chávez objetara la petición.

La solicitud de asilo fue formulada por tres de los diputados secuestrados en abril de 2002 por las FARC, cuando asistían a una sesión de la legislatura regional del Valle.

La propuesta del asilo es la tercera opción planteada por los secuestrados como camino para su liberación, tras pedir un retiro temporal del Ejército colombiano durante 30 días o que se agregue una papeleta en las elecciones generales donde los colombianos voten a favor que las partes --Gobierno y FARC-- firmen un acuerdo humanitario para intercambiar guerrilleros presos por rehenes.