28 de diciembre de 2007

Venezuela/Colombia.- Chávez anuncia que a primera hora de esta tarde saldrán hacia Colombia los helicópteros venezolanos

CARACAS, 28 Dic. (EP/AP) -

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha anunciado que a partir de las 15:00 hora local (19:00 GMT) de este viernes despegarán los helicópteros venezolanos con sus tripulaciones en los que serán trasladados los tres rehenes que serán liberados por las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC).

Chávez hizo el anuncio ayer, a la salida de un encuentro con el ex mandatario argentino Néstor Kirchner en el palacio presidencial, para ultimar los detalles de la operación.

"Todo está marchando muy bien", expresó Chávez al referirse al plan de entrega de rehenes que tendrá como centro de operaciones en Venezuela el aeropuerto suroccidental de Santo Domingo.

El gobernante aprovechó para agradecer a su homólogo colombiano, Alvaro Uribe, la "rápida respuesta" que dio a la solicitud que hizo su Gobierno para que permitieran el ingreso de aeronaves venezolanas a Colombia con el fin de recoger a los secuestrados.

Al ser consultado sobre la situación de las relaciones entre los dos gobiernos, que entraron en una profunda crisis el mes pasado después de que Uribe suspendiera la mediación de Chávez para el canje de los rehenes, el mandatario venezolano dijo que "no estamos como para olvidar" lo sucedido, pero acotó que "mantenemos en el más alto nivel las relaciones".

"El que ocasionó el problema es quien debe buscar la solución, pero es allá (en Colombia) donde se tiene que tomar la iniciativa", añadió.

El vicecanciller venezolano para Latinoamérica y el Caribe, Rodolfo Sanz, dijo a la prensa que la entrega de Clara Rojas, jefa de campaña de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt; su hijo nacido en cautiverio Emmanuel, y la ex congresista Consuelo González "tiene que ser como muy tarde en las próximas 48 ó 72 horas, entre viernes y domingo".

Acotó que el presidente Chávez, "con una pistolita de esas que usan en la competencia 'pum', dará la partida de la caravana aérea" venezolana que participará en el operativo.

Venezuela solicitó el apoyo de los gobiernos de Francia, Brasil, Argentina, Cuba, Ecuador y Bolivia, quienes acordaron enviar comisionados para la operación.

Gustavo Larrea, el delegado del Gobierno ecuatoriano para la liberación, dijo que los comisionados se reunirían en Caracas "y apenas tengamos información de la entrega de los rehenes viajaremos inmediatamente".

Horas antes, la senadora colombiana Piedad Córdoba declaró que la comisión venezolana y los delegados internacionales partirán el viernes hacia la localidad colombiana de Villavicencio para iniciar el proceso de entrega de los rehenes.

"Mañana estamos saliendo para allá (Villavicencio)", dijo Córdoba a la prensa. La senadora no precisó cuándo se concretaría la entrega de los secuestrados, y sólo acotó que el proceso se ha demorado porque "hay muchas medidas de seguridad".

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, se mostró optimista por el desarrollo del proceso, y al llegar a un hotel de la capital expresó en breves declaraciones que "todo (va) muy bien".

Venezuela confía en que la liberación de los rehenes marque el inicio de un proceso de paz en Colombia.

"El presidente Chávez está empeñado en conversar con el secretariado de las FARC, específicamente con Raúl Reyes y con Manuel Marulanda Vélez, (alias) Tirofijo, para discutir en profundidad una salida política al conflicto de Colombia", dijo Sanz, quien descartó que el gobernante tenga un interés político en la liberación.

Sanz, quien entregó en Colombia la solicitud para realizar la operación, expresó que "se están haciendo las conexiones rutinarias para el aterrizaje de las aeronaves en Villavicencio y luego para sobrevolar el espacio aéreo colombiano con todas las garantías".

"Venimos a colaborar en un acto humanitario, de solidaridad, a respaldar actitudes humanitarias que hacen mucho bien a la región", señaló Kirchner, delegado del Gobierno argentino, a su llegada al aeropuerto de Maiquetía, en las inmediaciones de Caracas.

Por su parte, el comisionado brasileño, Marco Aurelio García, dijo a la prensa que la liberación de los tres rehenes constituye "un primer paso" para un acuerdo humanitario que permitirá "estructurar una operación de paz para Colombia".

"Es un proceso importante donde todos ganamos, no hay perdedores", añadió.

Uribe aceptó la propuesta venezolana para recoger a los rehenes que las FARC ofrecieron entregarle a Chávez, con lo que se desató el júbilo entre los parientes de los cautivos.

"Muchas gracias, gracias de todo corazón. Eso... resume todo lo que siento" por el presidente venezolano, expresó la hija de González, María Perdomo.

"Esperamos que nos llamen en cualquier momento" para encontrarse con sus seres queridos, agregó en una entrevista telefónica con la AP. En la misma situación se encontraba Iván Rojas, hermano de Clara Rojas.

"Vamos para adelante, con esto (la liberación unilateral) se abre una puerta para todos. Vamos a seguir en el empeño de que no haya un secuestrado en Colombia", dijo Rojas a la prensa.

Chávez anunció que desde Villavicencio, a unos 75 kilómetros al sur de Bogotá, partirían un par de helicópteros venezolanos para recoger a los secuestrados en un lugar desconocido, luego volverían a Villavicencio y de allí a algún aeropuerto venezolano.

El Comité Internacional de la Cruz Roja emitió un comunicado en su sede de Colombia que recibió solicitudes del gobierno local y de Venezuela, así como el visto bueno de las FARC para que delegados suyos acompañen la misión y se porten los emblemas del organismo humanitario.El CICR está "dispuesto a ofrecer sus buenos oficios en el acompañamiento aéreo de los participantes en la liberación", indicó.

El general Orlando Páez, jefe operativo de la Policía colombiana, dijo que 300 efectivos reforzaron la vigilancia del aeropuerto Vanguardia de Villavicencio.

Chávez llamó al operativo "Operación Transparencia", porque "tenemos distintas opciones para una entrega clandestina pero no la queremos, sería muy arriesgada, por eso, la transparencia".