22 de mayo de 2012

Chávez reitera a Santos que no permitirá la presencia de grupos armados en Venezuela

CARACAS, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha reiterado este lunes a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, que no permitirá la presencia de grupo armados "de ninguna naturaleza" en territorio venezolano.

"Le reitero de forma clara que nuestra posición es la que he venido sosteniendo desde que usted y yo restablecimos un diálogo y comenzamos esta colaboración. No permitiré la presencia de grupos armados de ninguna naturaleza en mi territorio", ha dicho Chávez.

En este sentido, el líder socialista ha expresado la disposición de Venezuela para ayudar a Colombia a alcanzar la paz. "Si podemos ser útiles, aquí estamos a la orden. Hacemos votos por un cese de la violencia en el país vecino", ha añadido.

Según ha explicado, Santos le ha llamado este lunes por teléfono para solicitar su colaboración, después de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) atacaran un puesto del Ejército en Guajira, en la frontera con Venezuela. Así, Chávez se ha comprometido a fortalecer las patrullas aéreas y terrestres para evitar que la guerrilla cruce la línea limítrofe.

En este contexto, Chávez ha rehusado contestar al ex presidente colombiano Álvaro Uribe, que ayer, en una entrevista en la cadena estadounidense CNN, acusó a Santos de acercarse a "la dictadura" de Venezuela para impulsar un acuerdo de paz con las FARC.

"Yo prefiero no responderle a ese señor. Bien conocido es, y ahora se está conociendo mucho más, cómo terminó su Gobierno, incluso poniendo en peligro la paz de su pueblo y de América Latina", ha apuntado Chávez.

El presidente venezolano ha dicho que prefiere centrar su atención en impulsar "una relación constructiva y positiva con Colombia", destacando que mantiene una comunicación "franca" y "directa" con Santos, según informa Caracol Radio.

Después de una tensa relación entre ambos países, debido, en parte, a la enemistad personal entre Chávez y Uribe, Santos, a su llegada al poder, en agosto de 2010, propició un acercamiento entre Bogotá y Caracas que culminó con la reconstrucción de los vínculos bilaterales.