10 de septiembre de 2015

Venezuela y Colombia acuerdan iniciar un proceso de diálogo para acercar posturas

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Los presidentes de Colombia y Venezuela, Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro, han aceptado la invitación al diálogo de las organizaciones regionales y han fijado para el próximo sábado una reunión en Ecuador entre las ministras de Exteriores para tratar de resolver la crisis fronteriza.

   El ministro de Exteriores ecuatoriano, Ricardo Patiño, ha anunciado este jueves ante los medios que Santos y Maduro han aceptado la invitación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para iniciar un diálogo.

   Aunque no se ha confirmado todavía ningún encuentro a nivel presidencial, Patiño sí ha avanzado uno entre la ministra colombiana, María Ángela Holguín, y su homóloga venezolana, Delcy Rodríguez. La reunión tendrá lugar el sábado en la sede de la Cancillería ecuatoriana en Quito.

   Patiño ha destacado en rueda de prensa el "privilegio" que supone para Ecuador participar en este acercamiento y ha evitado entrar en detalles o valoraciones para no pronunciar "palabras equivocadas".

   De esta forma, ha apuntado que sería "imprudente" aludir a las declaraciones recientes de Maduro y Santos, si bien confía en que el proceso de diálogo pueda permitir "bajar la tensión" de los pronunciamientos públicos entre dos países "hermanos".

CIERRE DE FRONTERA

   Maduro anunció en agosto el cierre de la frontera con Colombia aludiendo a motivos económicos y de seguridad. Desde entonces, los dos gobiernos se han cruzado constantes reproches, incluso con llamamientos a organizaciones internacionales.

   El presidente colombiano dijo el miércoles que su Gobierno no planea destruir la revolución bolivariana y pidió a Venezuela que no responsabilice al país vecino de sus propios problemas. Horas después, Maduro, acusó a Santos de faltar al respeto a su país y advirtió de que los pasos seguirán cerrados hasta alcanzar un "acuerdo verdadero".