16 de marzo de 2007

Venezuela.- El Congreso investigará vínculos de paramilitares con políticos y su posible relación con un magnicidio

CARACAS, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una comisión de la Asamblea Nacional de Venezuela (Congreso) decidió hoy comenzar una investigación de los vínculos que pudiesen tener los miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) con los sectores políticos del país y su posible relación con la tesis del magnicidio que maneja el Gobierno de Hugo Chávez.

El diputado oficialista Luis Tazcón propuso esta medida tras argumentar que "no basta" con abrir un proceso para determinar los planes de asesinato contra Chávez, también hay que tomar en cuenta los grupos rebeldes y los políticos opositores al jefe de Estado.

"Se deben observar los movimientos de los grupos (paramilitares), tanto de Colombia como de Venezuela, pues andan tras la cabeza de Chávez", declaró durante la sesión legislativa que fue reseñada por la emisora 'Radio Nacional de Venezuela'.

En este sentido, señaló que las AUC son los grupos de la muerte de El Salvador y también los contras nicaragüenses "y como no han podido infiltrarnos su única vida es el magnicidio y para ello no tienen más herramientas que los paramilitares colombianos que empezaron penetrando la frontera y después llegaron a Caracas".

Así, Tazcón destacó que la Asamblea Nacional debe manejar como propósito fundamental brindarle toda la seguridad al presidente venezolano. "Tenemos que convertirnos en un escudo para proteger a Chávez, que es la esperanza de Latinoamérica, pues los pueblos de América aman a Chávez y rechazan al presidente (de Estados Unidos) George W. Bush, así lo reciban y firmen acuerdos, pero no todos los países que visitó son colonias" norteamericanas.

En este sentido, aclaró que Estados Unidos, prinicipal enemigo de Chávez, a través de la Agencia Nacional Estadounidense (CIA) ha promovido la actividad y desarrollo de los paramilitares con la aplicación del Plan Colombia. "Esta es su más avanzada colonia (al referirse a Colombia) pero son más las naciones que lo adversan, como Bolivia, Nicaragua, Argentina, esto les preocupa y opera a través de sus súbditos, de sus lacayos", subrayó.