13 de febrero de 2014

Cuba condena "los intentos de golpe de Estado" y pide "defender las irreversibles conquistas" de Venezuela

CARACAS, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cuba ha condenado "enérgicamente" los "intentos en desarrollo de golpe de Estado contra el Gobierno constitucional de Venezuela" y ha hecho un llamamiento a "la más amplia solidaridad internacional" para "defender las irreversibles conquistas" del pueblo venezolano.

A través de un comunicado, el Ministerio de Exteriores de Cuba ha condenado "los incidentes violentos, que ocasionaron muertes, decenas de heridos, ataques a instituciones públicas, quema de vehículos y destrucción, organizados por grupos fascistas, como ha denunciado al mundo el presidente, Nicolás Maduro".

"El Gobierno cubano expresa su pleno apoyo a la Revolución Bolivariana y 'chavista' y convoca a la más amplia solidaridad internacional con la convicción de que el pueblo venezolano sabrá defender sus irreversibles conquistas y el Gobierno que eligió libre y soberanamente, encabezado por Maduro", ha dicho.

El Ejecutivo de Raúl Castro ha considerado que "los hechos ocurridos ayer son similares a los ocurridos el 11 de abril de 2002, que en aquel momento fueron amplificados por gobiernos cómplices y medios oligárquicos y trasnacionales como parte del golpe, luego derrotado por la movilización popular con el retorno victorioso de Chávez".

Asimismo, ha reafirmado "su incondicional respaldo a los denodados y visibles esfuerzos de Maduro y de la dirección político-militar de la Revolución Bolivariana para preservar la paz, integrar a todos los sectores del país e impulsar el desarrollo socio-económico de esa fraterna nación".

JORNADA DE MARCHAS

Ayer, tanto la oposición como el oficialismo salieron a las calles para celebrar el Día de la Juventud, en medio de las críticas por la violenta represión de las manifestaciones estudiantiles por parte de las fuerzas de seguridad en los últimos días.

En Caracas, cientos de personas marcharon lideradas por el movimiento estudiantil y por destacados dirigentes opositores, como Henrique Capriles, Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma, para denunciar los abusos del Gobierno.

Al mismo tiempo, Maduro encabezó otra marcha en Caracas en la que denunció el "rebrote en Venezuela una corriente nazi, fascista, que quiere llevar al país a la desestabilización".

Aunque en un principio las marchas transcurrieron pacíficamente, al término de las mismas un grupo de estudiantes que se dirigía a la Fiscalía para exigir la liberación de sus compañeros detenidos fue interceptado por un grupo de choque pro gubernamental.

De acuerdo con las grabaciones y con los testimonios, se produjo un tiroteo en el marco del cual un policía y un estudiante murieron, mientras que varios resultaron heridos. La Fiscalía ha confirmado tres fallecidos y 66 lesionados y ha anunciado la detención de 70 personas.

El Gobierno ha acusado directamente a López de orquestar los enfrentamientos frente a la sede del Ministerio Público y ha ordenado su captura como "autor intelectual". El líder opositor ha restado importancia a las amenazas y ha instado a "marchar con irreverencia".