16 de diciembre de 2015

Venezuela defiende a jefe GNB y dice que EEUU es el mayor consumidor de drogas

CARACAS, 16 Dic. (Notimérica) -

Las amenazas de la Fiscalía de Estados Unidos de presentar cargos de narcotráfico contra el jefe de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de Venezuela, Néstor Reverol, ha provocado la reacción inmediata del régimen venezolano que ha destacado la labor que el comandante general ha desarrollado en la lucha contra el tráfico de drogas en el país.

Además, desde la Jefatura del Estado Mayor General de la Guardia Nacional Bolivariana se ha rechazado lo que considera una "campaña de descrédito" contra su jefe y contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)y sus líderes, y se pide que "se imponga la verdad".

Definido por sectores de la GNB como "hombre de fe, moral y ejemplo a seguir", desde el Gobierno que preside Nicolás Maduro, a través del Ministerio para la Defensa, se ha resaltado que durante la gestión que ha llevado a cabo Néstor Luis Reverol Torres, como comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana y como ex director de la Oficina Nacional Antidrogas, "se han realizado diversos procedimientos contra del tráfico de Drogas en todo el territorio venezolano".

Subraya además que en la Oficina Nacional Antidrogas, Venezuela "fue declarada territorio libre de cultivos ilícitos", y resalta que el Gobierno venezolano ha suscrito 53 convenios contra el tráfico de drogas con 39 países "y 102 capos fueron capturados, 21 entregados a Estados Unidos y 36 a Colombia", mencionando "uno de los más importantes": Daniel Barrera, alias el 'Loco Barrera'.

EEUU, EL MAYOR CONSUMIDOR DE DROGAS.

En un comunicado, el Gobierno venezolano destaca además que Estados Unidos "es el mayor consumidor y productor de marihuana a nivel mundial", y el mayor productor de drogas sintéticas, además de "creador de la marihuana genéticamente modificada".

Subraya que en el desierto de Nevada (Estados Unidos) se encuentra el "cementerio de las aeronaves norteamericanas utilizadas para el tráfico de drogas", y denuncia que el sistema financiero de los Estados Unidos "se encuentra invadido por el lavado de dinero producto del tráfico de drogas".