5 de febrero de 2019

Venezuela dice que sería "un pecado" tomar decisiones que pongan en riesgo las relaciones con países de la UE

Venezuela dice que sería "un pecado" tomar decisiones que pongan en riesgo las relaciones con países de la UE
REUTERS / STRINGER . - ARCHIVO

El Gobierno está dispuesto a reunirse con la oposición "dentro de 15 minutos en Caracas o dentro de 15 días en Pekín o Bruselas" Resalta que Venezuela "está en calma" y niega que sea necesaria la entrega de ayuda humanitaria

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha hablado este martes de "ambigüedad" por parte de los países de la Unión Europea (UE) que han reconocido al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como "presidente encargado" del país y ha destacado que sería "un pecado" tomar decisiones que puedan poner en riesgo los contactos y comunicaciones bilaterales.

"Hay una ambigüedad en los gobiernos de Europa que dicen que reconocen a uno pero siguen manteniendo relaciones con el otro", ha dicho en una entrevista concedida a RNE y recogida por Europa Press, antes de recalcar que los embajadores venezolanos "siguen manteniendo relación (con estos países) a través de la práctica diplomática".

"En términos físicos, prácticos, el poder público sigue bajo la Constitución y el mandato del Gobierno del presidente, Nicolás Maduro", ha señalado Arreaza, quien ha dicho que las autoridades quieren proteger a las comunidades e inversiones de estos países. "Seguiremos haciéndolo", ha incidido.

Así, ha manifestado que la decisión de diversos países de la UE de reconocer a Guaidó --entre ellos España-- "no sorprendió en absoluto" en Caracas y ha argumentado que hay una "subordinación de la política exterior de la mayoría de países de la UE a la política exterior de (el presidente de Estados Unidos, Donald) Trump y su política de corte de Guerra Fría".

"Pensamos que en algún momento pudiese haber una rectificación y que Europa mantuviese su autonomía ante las presiones reconocidas incluso por el ministro (de Exteriores, UE y Cooperación de España, Josep) Borrell que recibieron desde esos grandes centros de poder", ha asegurado.

En este sentido, ha explicado que "el centro de atención" de la respuesta diplomática venezolana es Estados Unidos porque "desde allí se está dirigiendo el golpe de Estado".

"Estamos allí concentrados, dedicando nuestros esfuerzos tanto para lograr un diálogo necesario como para contener cualquier acción de intervención en Venezuela", ha explicado, antes de apuntar que la situación de un cambio de las relaciones con el resto de países "no es prioridad".

"Los demás países son simples subordinados. Hay que concentrar la fuerza y la atención en el dueño del circo", ha dicho Arreaza, en referencia a Estados Unidos.

A FAVOR DE UNA "FACILITACIÓN"

Por otra parte, ha destacado que el Gobierno venezolano "siempre ha estado abierto a cualquier tipo de facilitación, no de mediación", en referencia al grupo de contacto pactado por la UE, y ha dicho que hay "comunicación permanente" con los partidos opositores.

"Lo que pasa es que la oposición siempre está chantajeada por su parte más extrema de la derecha y el Gobierno de Estados Unidos y no reconoce algunos avances que ha habido a lo largo de todos años de comunicación", ha lamentado.

Por ello, ha reiterado que las autoridades pueden reunirse con la oposición "dentro de 15 minutos en Caracas o dentro de 15 días en Pekín o Bruselas". "Eso es lo de menos. Para nosotros el diálogo siempre ha sido la vía para abordar los asuntos, y quienes quieran ayudar al diálogo, muy bien", ha indicado.

En este sentido, ha recordado que este jueves se celebra una reunión en Montevideo en la que participarán Uruguay, México, Bolivia y los países del CARICOM. "Es una iniciativa muy importante. La valoramos mucho", ha añadido.

"Si al día siguiente se suman o no países europeos ya se decidirá. Vemos siempre bien cualquier apoyo respetando las leyes venezolanas para ayudar a una solución dialogada en Venezuela", ha reiterado.

Así, ha pedido "esperar" a que la oposición "se ponga de acuerdo" y ha resaltado que "hay un factor muy grande que está a favor de la negociación" y que "está secuestrado" por Estados Unidos. "Estamos sentados en la mesa para dialogar y negociar cualquier salida constitucional", ha puntualizado.

DESCARTA CELEBRAR PRESIDENCIALES

Arreaza ha descartado además la posibilidad de celebrar nuevamente elecciones presidenciales y ha dicho que "en Venezuela hay unas leyes y una Constitución" y que "los cronogramas (electorales) tienen su tiempo y espacio".

"Hubo elecciones ya el año pasado", ha dicho, al tiempo que ha insistido en que las próximas son las elecciones a la Asamblea Nacional. "No es cuestión de abrirse o cerrarse (a la posibilidad de celebrar presidenciales), sería violatorio de la Constitución estar pensando en otras opciones", ha insistido.

Por ello, ha criticado que si parte de la comunidad internacional "decidió no reconocer un proceso electoral y no ir a la observación electoral" eso "no implica que haya que hacer lo que desde fuera se dice".

"Lo desconocieron antes de tiempo porque ya habían activado este plan de desconocimiento", ha argumentado, antes de defender que las presidenciales de mayo de 2018 "fueron convocadas en los tiempos políticos correspondientes".

"Fueron organizadas y hechas por el mismo Consejo Nacional Electoral (CNE) que eligió a la Asamblea Nacional --controlada por la oposición--, con los mismos procesos, métodos y tecnología electoral", ha manifestado.

De esta forma, ha sostenido que la oposición, la UE y Estados Unidos "ya tenían un plan" dado que "era muy poco probable" que los partidos opositores se impusieran en las presidenciales.

"Lo demás son especulaciones de un guión muy mal hecho, sin sustento jurídico y violatorio del Derecho Internacional", ha recalcado el ministro de Exteriores venezolano.

"EL PAÍS ESTÁ EN CALMA"

Arreaza ha dicho además que el país "está en calma" y "en paz" y ha señalado que "la Constitución tiene mecanismos democráticos de consulta diversos" y que "no hace ninguna falta esta presión y amenaza de intervención". Así, ha llamado a la oposición a "buscar juntos" una solución.

El ministro ha rechazado además que Venezuela necesite ayuda humanitaria y ha criticado la postura en este sentido de Estados Unidos, del que ha dicho que "no dio ayuda humanitaria a Puerto Rico después del huracán", en referencia al paso de 'María' por el país en 2017.

"No le ha dado ayuda humanitaria a Haití, que está a pocas millas de su costa y está en una situación complejísima desde hace muchos años. Le cortó la ayuda a Palestina, que es un pueblo asediado, bloqueado, este año a raíz de razones ideológicas y políticas", ha argüido.

Por ello, ha manifestado que "no se va a caer en ningún espectáculo" y que "si reunieran ayuda en algún país fronterizo con Venezuela, hay pobres en ese país que vana ir a por esa ayuda".

"Pregunte a los españoles que viven en Venezuela cuáles fue la situación en 2016, en 2017. Fueron momentos económicos muy duros", ha recordado, antes de indicar que "el país ha mejorado notablemente en la distribución y abastecimiento" a través de "vías alternas al bloqueo estadounidense".

Así, ha dicho que "no hay una situación que amerite" la declaración de emergencia humanitaria. "Lo que si podrían es desbloquear en Europa, en Bruselas, los 1.600 millones de dólares que están bloqueados en Euroclear o los más de 3.000 millones que andan bloqueados por el mundo", ha demandado.

Arreaza ha recordado además el golpe de Estado contra Juan Bosch en 1965 en República Dominicana y ha dicho que tuvo lugar después de que Estados Unidos declarara que había una crisis humanitaria en el país.

Por ello, ha reconocido que ha habido "un proceso de migración" vinculado a "una economía con dificultades", si bien ha pedido pensar en los "españoles que andan por toda Europa y todo el mundo". "Magnificar y exagerar todo lo que ocurre en Venezuela es parte del guión internacional para facilitar una intervención", ha zanjado.

Contador

Lo más leído en Política