19 de noviembre de 2007

Venezuela.- Diputado de Los Verdes adscrito al PSOE pide ahora a Moratinos datos sobre ayuda del Gobierno Aznar al golpe

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Francisco Garrido, diputado de Los Verdes adscrito al Grupo Socialista del Congreso que hace una semana criticó la actuación del Rey ante el presidente venezolano, Hugo Chávez, durante la pasada Cumbre Iberoamericana, insiste hoy con una nueva batería de preguntas al Gobierno pidiendo ahora datos del supuesto apoyo del Ejecutivo de José María Aznar a la intentona golpista de Venezuela de 2002.

En concreto, quiere saber si el Gobierno tiene información documental sobre la "participación y conocimiento" del golpes por parte del Ejecutivo del PP, si posee documentación diplomática sobre las gestiones que hizo el entonces embajador en Caracas y si hubo alguna comunicación oficial desde Madrid.

Su denuncia, recogida por Europa Press, se basa en aquellas declaraciones que en 2004 realizó ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, dando por hecho que el Gobierno del PP quiso "legitimar" el golpe de los empresarios venezolanos y que el embajador en caracas recibió la orden de apoyar la involución.

Por aquella actuación del Gobierno del PP, Chávez viene repitiendo que el ex presidente Aznar es un "fascista", acusación que en la última Cumbre Iberoamericana hizo saltar al presidente José Luis Rodríguez Zapatero y al propio Rey.

¿LO SABÍA EL REY?

En coincidencia con las recientes declaraciones de Hugo Chávez insinuando que el Rey estaba al tanto de las gestiones españolas en los días del golpe venezolano, el diputado de Los Verdes llega a preguntar si el Gobierno socialista sabe si el Jefe del Estado estuvo informado de los movimientos del Ejecutivo del PP en 2002.

Garrido ya censuró hace una semana el papel de don Juan Carlos en la clausura de la Cumbre Iberoamericana mediante otra batería de preguntas escritas al Gobierno en las que acusaba al monarca de "sobrepasar" la función que le tiene encomendada la Constitución y de adoptar una "inaudita actitud de agresividad y nula cortesía" contra los países que "no se someten al dictado de Estados Unidos o de las multinacionales españolas".

A su juicio, fue "inapropiado" que el Rey mandara callar a Chávez, con unos modos diplomáticamente "inaceptables", después de que éste cargara contra el ex presidente del Gobierno José María Aznar, y que, además, abandonara la sala mientras intervenía el presidente nicaragüense criticando a las multinacionales españoles.

VIAJE A CEUTA Y MELILLA.

También vuelve a preguntar Garrido esta semana sobre el viaje de los Reyes a Ceuta y Melilla, del que hace una semana dijo que sigue la denominada "doctrina Perejil aplicada por el PP de azuzar electoralmente los conflictos con Marruecos para reforzar las islamofobia necesaria" a fin de "justificar su alineamiento con Estados Unidos en la invasión y ocupación de Irak".

Con sus nuevas preguntas, el diputado ecologista pide saber cuáles son las "consecuencias positivas" de ese "inusitado viaje" cuando, a su juicio, sólo ha servido para que Marruecos haya introducido la cuestión de Ceuta y Melilla en las relaciones con España.