23 de enero de 2007

Venezuela.- Dirigentes opositores piden convocar una Asamblea Constituyente para discutir reformas de la Carta Magna

Diputados difieren de la aprobación de conceder poderes a Chávez para modificar las leyes

CARACAS, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de representantes de la oposición venezolana entregaron hoy a los diputados de la Asamblea Nacional un documento en el que le piden convocar una Asamblea Constituyente para que todos los sectores de la sociedad venezolana discutan y estudien las reformas que el presidente venezolano, Hugo Chávez, quiere hacer a la Carta Magna.

Los dirigentes opositores presentaron la solicitud formal ante el Parlamento después de realizar una marcha por las calles de Caracas en la que participaron miembros de diversos sectores políticos y sociales con el objetivo de protestar contra los poderes especiales que los diputados quieren darle Chávez para que modifique la Constitución a través de una Ley Habilitante.

El ex diputado Pedro Pablo Alcántara declaró a la prensa local que la pretensión de Chávez es hacer una reforma "no sólo de la Constitución sino también de instrumentos en quince ámbitos de la vida nacional", por lo que considera por tratarse de numerosas leyes sería "digno" instalar una Asamblea Nacional Constituyente, tal como sucedió en el año 1999 cuando los venezolanos eligieron a quienes se encargarían de redactar una nueva Carta Magna.

Por su parte, el también ex legislador Alfonso Marquina instó a los diputados a que "no entreguen ni permitan que se concentre en una sola persona --al referirse al presidente venezolano-- esas facultades que la propia Constitución distribuye de manera muy acertada en cinco poderes".

El pasado 15 de enero, Chávez pidió a la Asamblea Nacional plenos poderes a través de una Ley Habilitante para modificar la Carta Magna y otras leyes como la de Bancos, de Telecomunicaciones y de Tierras Agrarias. El parlamento, que está compuesto en su totalidad por diputados oficialistas, manifestó ese mismo día que está dispuesto a aprobar la solicitud del presidente.

A este respecto, el ex legislador Roberto Blyde, destacó que una reforma de esta magnitud debe incluir a todos los sectores de la sociedad. "Cuando una Constitución se hace o se reforma desconociendo la existencia de una parte de la población venezolana y ésta imposición tiene poco tiempo de duración a menos que sea impuesta por la fuerza", afirmó.

El vicepresidente de la Asamblea Nacional, Roberto Hernández, expresó que la Ley Habilitante no dará al presidente venezolano "poderes dictatoriales", como dicen los grupos adversos al Gobierno, y aseguró que "es exactamente todo lo contrario", ya que toda la sociedad participará en este proceso en las sesiones que los diputados celebrarán en las diferentes ciudades del país.

En este sentido, aclaró que Chávez actualmente desarrolla políticas que conllevan a "extraordinarios cambios que se hacen apresuradamente", lo que hace necesario aplicar una Ley Habilitante para poder obtener resultados a corto plazo.

DIFIEREN LEY HABILITANTE

Por otra parte, los parlamentarios acordaron hoy diferir la segunda discusión del informe del Proyecto de Ley Habilitante que entregó Chávez la semana pasada para que le fuesen autorizados poderes especiales para modificar la Constitución y algunas leyes.

El diputado Francisco Ameliach informó a la prensa local que las diferentes comisiones encargadas de evaluar el informe no han concluido su trabajo, aunque aclaró que pese a este retraso igualmente le concederán plenos poderes al presidente.

En este sentido, la presidenta de la Asamblea Nacional, Cilia Flores, anunció que los diputados se declararon en sesión permanente para terminar de estudiar el Proyecto de Ley Habilitante y aprobarla "si es posible" el próximo martes 30 de enero.