10 de junio de 2015

Venezuela divide a países de UE y CELAC en una cumbre sin Maduro ni Castro

BRUSELAS, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La cumbre entre la Unión Europea y los países de América Latina y Caribe (UE-CELAC) arranca este miércoles con la constatación de la necesidad de revitalizar las relaciones birregionales y el aplauso al acercamiento entre los 28 y Cuba, pero también con marcadas diferencias entre las dos regiones respecto a la situación política en Venezuela.

Pese a que Cuba y Venezuela son dos de los asuntos más destacados en la agenda de la cumbre, los dirigentes de ambos países, Raúl Castro y Nicolás Maduro, respectivamente, no estarán en Bruselas. Sí se espera la participación de al menos dos tercios de los 61 jefes de Estado y de Gobierno convocados, incluido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En el último año, la Unión Europea ha mostrado su "preocupación" por la persecución de la oposición en Venezuela y la falta de garantías electorales, e incluso el Parlamento Europeo ha reclamado al Gobierno de Maduro la puesta en libertad de los presos políticos.

Desde el bloque latinoamericano, sin embargo, este pronunciamiento de la Unión Europa se interpretar como una "injerencia".

Venezuela es uno de los asuntos que complican la declaración común que negocian la Unión Europea y los países de la CELAC, según han informado a Europa Press distintas fuentes diplomáticas.

Aunque desde el bloque latinoamericano aseguran que "no hay temas tabú" en los contactos con los Veintiocho, fuentes europeas ven difícil una referencia expresa al país en el texto final, si lo hay. Los parlamentos europeo y latinoamericanos (Eurolat) ya fracasaron la semana pasada en consensuar una declaración conjunta general de cara a esta cumbre, pese a la convergencia en intereses comunes como el cambio climático, la cooperación birregional y las nuevas relaciones UE-Cuba, precisamente por lo alejadas de las posiciones respecto al lenguaje a emplear sobre Venezuela.

Por el momento, los ministros de Exteriores no han abordado esta crisis en sus discusiones preparatorias para la cumbre, según ha asegurado el titular español, José Manuel García-Margallo.

La delegación venezolana, sin embargo, sí ha solicitado que se incluya un párrafo en la declaración de los líderes que condene la decisión de Estados Unidos de considerar a Venezuela como una "amenaza para su seguridad" y amenazar al país con sanciones.

Preguntado por esta cuestión, el ministro de Exteriores ecuatoriano, Ricardo Patiño, cuyo país ejerce la presidencia de CELAC, ha dicho en una rueda de prensa que las dos regiones discuten "respetuosamente" la situación en Venezuela.

Patiño, que ha constatado una "evidente preocupación" en la dos regiones, ha confiado en que Venezuela pueda "salir delante" tras "algunos momentos de crisis", pero ha subrayado que ello debe ocurrir sin intervenciones "extrarregionales" o "unilaterales" que afecten al país.

REFORZAR LA ALIANZA BIRREGIONAL

En total, se espera la presencia al máximo nivel de al menos 40 de los 61 países que participarán en la cumbre, cuyo principal objetivo es reforzar las relaciones birregionales para una mejor cooperación en asuntos de interés común como la lucha contra el cambio climático, el narcotráfico y la inmigración irregular.

Los dos bloques suman un tercio de los miembros de Naciones Unidas, por lo que la convergencia la agenda sobre cambio climático se ve determinante, de cara a la cumbre de París de finales de año. Allí, la comunidad internacional tratará de cerrar un acuerdo vinculante para la reducción de emisiones contaminantes.

La cita de Bruselas se ve, además, como una oportunidad para "revitalizar" las alianzas que ya existen, por ejemplo iniciando formalmente los trabajos para "revisar y modernizar" algunos de los acuerdos de diálogo político, cooperación y comerciales en vigor.

Es el caso de México y Chile, primeros países de la región en cerrar pactos con la Unión Europea hace más de una década. En el caso de México, la Unión Europea mantendrá una cumbre bilateral específica con el país azteca el viernes 12.

El acuerdo de libre comercio que el bloque comunitario aspira a concluir con los países del Mercosur desde hace años se encuentra de nuevo en un impasse y las partes tratarán de desbloquearlo.

Para ello, los ministros de Comercio del Mercado del Cono Sur se reunirán en la tarde del jueves con la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, responsable de las negociaciones por parte de los 28.

La Unión Europea es el segundo socio comercial del conjunto de países que forman la CELAC, en donde el 40 % de las inversiones extranjeras son europeas.

Otro de los momentos destacados de la cumbre será para Perú y Colombia, ya que está previsto que se rubrique el acuerdo que pondrá fin a la exigencia de visados de corta duración a los nacionales de estos dos países que deseen viajar a la Unión Europea.

No se trata del final del proceso, sino de un paso intermedio antes de que los Estados miembros firmen oficialmente su adopción y permita su entrada en vigor, algo que previsiblemente ocurrirá no antes de fin de año, según las fuentes consultadas.