2 de febrero de 2015

EEUU sanciona a dirigentes venezolanos por abusos de los DDHH y corrupción

WASHINGTON, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Estados Unidos ha impuesto este lunes restricciones de entrada a altos cargos de Venezuela por "falta de respeto a los Derechos Humanos y libertades fundamentales" y acciones de "corrupción", si bien no ha identificado a los funcionarios que se verán afectados.

   El Departamento de Estado norteamericano ha justificado que esta medida va contra "individuos específicos" y no contra "la nación venezolana o su pueblo".

   "Los violadores de los Derechos Humanos, aquellos que se benefician de la corrupción y sus familias no son bienvenidos en Estados Unidos", ha explicado la portavoz del Departamento, Jen Psaki, en un comunicado.

   Washington ha reprochado al Gobierno de Nicolás Maduro que haya "ignorado" los llamamientos internacionales y persista en "una falta de respeto de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, intentando reprimir la disidencia procesando a activistas políticos y reprimiendo manifestaciones pacíficas".

Relacionadas

   Con estas manifestación, según Psaki, la población venezolana protesta "por el deterioro de las condiciones de seguridad, económica, social y política".

   La Administración de Barack Obama ha subrayado que no hará públicos los nombres de las personas castigadas porque las leyes norteamericanas contemplan la "confidencialidad" para los visados.

FIRMA DE OBAMA

   El presidente estadounidense aprobó a mediados de diciembre la Ley para la Defensa de los Derechos Humanos y Sociedad Civil de Venezuela, que abría la puerta a la aprobación de sanciones contra funcionarios del país suramericano.

   Los dos países mantienen relaciones diplomáticas únicamente a nivel de encargados de negocios y las críticas al "imperio" estadounidense son una tónica dominante de los discursos de Maduro. El domingo, el presidente venezolano acusó al vicepresidente de Estados Unidos, Joe biden, de estar implicado en una trama de golpe de Estado.

Para leer más