26 de enero de 2007

Venezuela/EEUU.- El embajador de EEUU en Venezuela dice que su prioridad es trabajar por mejorar la relación bilateral

CARACAS, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Estados Unidos en Venezuela, William Brownfield, respondió hoy a las amenazas del presidente venezolano, Hugo Chávez, quien lo declaró "persona non grata", asegurando que su prioridad está en "mejorar las relaciones bilaterales" y no en la posibilidad de abandonar su labor diplomática en este país.

"Es importante para los embajadores de ambos países estar concentrados más en las cuestiones bilaterales y nuestro deseo para mejorar la relación bilateral, y un poquito menos en nuestras maletas y la posibilidad de nuestra salida", sostuvo Brownfield en sus declaraciones a la prensa.

El diplomático estadounidense se pronunció ayer a favor de una compensación "justa y rápida" a los dueños de la empresa telefónica CANTV si el Gobierno venezolano lleva a cabo su proyecto de nacionalización. Chávez criticó esta "injerencia" de Brownfield y amenazó con declararle "persona non grata" si continuaba opinando sobre la gestión del Estado venezolano.

"Si usted sigue metiéndose en las cosas de Venezuela que no le conciernen podría ser declarado persona non grata y tendría que abandonar el país", advirtió ayer el mandatario.

Pese a la situación de tensión que viven ambos países desde hace siete años, Brownfield estima que la relación bilateral entre Venezuela y Estados Unidos es "importante" y "seria" que contribuye "al interés nacional de los dos países" y que espera poder "mantener y mejorar".

El embajador reiteró su posición de que sea "transparente" el proceso de nacionalización que emprende el Gobierno venezolano y que involucra a dos empresas estadounidenses: la Corporación AES que controla la Electricidad de Caracas, y la Verizon Communications Inc., que es la accionista mayoritaria de la telefónica CANTV.

Así, manifestó que el Gobierno de Estados Unidos tiene "interés" en mejorar las relaciones bilaterales a través del acercamiento diplomático entre ambos países. "Empezamos un proceso de identificar una agenda de diálogo y ojalá que podamos seguir con ese proceso porque al final de todo creo que representa el interés de Venezuela, como de Estados Unidos de normalizar un poco la relación bilateral", acotó.

Por su parte, el Departamento de Estado expresó su respaldo a Brownfield y aseguró que continuará con sus funciones en Caracas. El portavoz Sean McCormack dijo que comentarios como los de Chávez "usualmente se formulan cuando el Gobierno está tratando de distraer a su propia población o a la comunidad internacional", y aseguró que el embajador esta haciendo en Venezuela "un gran trabajo".