16 de enero de 2012

La oposición denuncia que el cierre del Consulado en Miami afectará a 200.000 venezolanos

CARACAS, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora de Venezuela-- ha denunciado este lunes que el cierre temporal del Consulado de esa nación sudamericana en Miami, anunciado la semana pasada por el Gobierno de Hugo Chávez, afectará a unos 200.000 connacionales que viven en Estados Unidos y que requieren de los servicios de esa oficina para realizar trámites como la emisión de pasaportes e inscripciones de nacimientos.

El Consulado de Miami atiende a unos 200.000 venezolanos residentes en los estados de Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia, ha informado el secretario Ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, en rueda de prensa.

Por esta medida "discriminatoria y caprichosa" del Gobierno de Chávez, los venezolanos que dependían de las oficinas en Miami tendrán que utilizar los servicios de los consulados ubicados en otros estados, lo que conlleva importantes gastos de traslado, estadía y comidas, ha lamentado Aveledo.

El cierre del consulado en Miami impedirá a los venezolanos realizar trámites esenciales como la emisión de permisos de viajes para menores de edad, renovación y expedición de pasaportes, solicitud de autorizaciones para poder sacar dinero de Venezuela, registro de nacimientos y defunciones, y la tramitación de la llamada "fe de vida" para el pago de las pensiones, entre otros, ha denunciado el líder opositor.

"Si estuviéramos en un país donde existiera un verdadero Estado de Derecho, se podrían intentar acciones de amparo ante un tribunal para exigir se restituya el derecho a la protección consular", ha expresado Aveledo.

Chávez anunció el pasado viernes el cierre administrativo de la oficina consular en Miami, en respuesta a la decisión de Washington de expulsar y declarar 'persona non grata' a la cónsul Livia Acosta Noguera, después de que se la vinculara con un plan para realizar ciberataques contra el sistema informático norteamericano.

La denuncia surgió a raíz de un documental titulado "La amenaza iraní" que difundió la cadena Univisión, con sede en Miami, en el que se asegura que Acosta Noguera habría participado en tales planes cuando era agregada cultural de la embajadora de Venezuela en México junto a espías cubanos e iraníes. Los supuestos objetivos eran los sistemas informáticos de la Casa Blanco, la CIA, el FBI, el Pentágono y las centrales nucleares, entre otros.