12 de febrero de 2008

Venezuela/EEUU.- Venezuela transfiere sus cuentas a Suiza en su batalla legal con Exxon Mobil

CARACAS, 12 Feb. (Reuters/EP) -

Venezuela comenzó a trasladar sus ingresos petroleros a bancos suizos para impedir un posible embargo de fondos por parte de la petrolera estadounidense Exxon Mobil, en una batalla legal que enfrenta al presidente venezolano, Hugo Chávez, con la mayor compañía de Estados Unidos.

La empresa, con sede en Texas, consiguió una medida judicial que congela los activos pertenecientes a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), en una maniobra para asegurarse el pago de una compensación tras la toma, el año pasado, de un multimillonario proyecto que operaba Exxon.

Chávez prometió ayer devolver el golpe, y amenazó con parar las ventas de crudo a Estados Unidos si mantiene su "guerra económica" contra Venezuela a través de delegados como Exxon. Aun así, el Gobierno norteamericano desestimó la advertencia diciendo que era "algo que hemos escuchado antes".

CAMBIO DE CUENTAS

Varios comerciantes declararon a Reuters que PDVSA dijo a sus clientes que todos sus pagos deberían ser ingresados en el banco UBS en Suiza, días después de que abogados de Exxon informaran a los bancos de las Antillas Holandesas de que las cuentas de PDVSA debían mantener sus balances actuales.

"Todo tiene que ir a UBS en Suiza ahora", afirmó un empresario, quien pidió no ser nombrado. La táctica de Exxon es el mayor desafío lanzado hasta ahora por parte de una gigante petrolera contra varios Gobiernos, desde Rusia a Ecuador, que han aprovechado los precios récord del crudo para aumentar su control sobre las concesiones de firmas extranjeras.

Chávez, por su parte, denominó ayer a Exxon de "bandidos imperialistas". "Al imperio norteamericano le hablo, porque él es el amo (de Exxon). Sigan y ustedes verán que no les enviaremos una gota de petróleo", declaró Chávez durante su programa dominical de radio y televisión "Aló, Presidente".

SUBIDA DEL PETRÓLEO

Aun así, La amenaza de Chávez de interrumpir el suministro de crudo ayudó a impulsar los precios del barril en más de dos dólares. Pero los analistas creen que es poco probable que se cumpla con esa amenaza. Esto dificultaría las finanzas de PDVSA, que se enfrenta a crecientes problemas financieros debido al alto gasto en programas sociales que sostienen la popularidad de Chávez en la mayoría pobre del país.