18 de diciembre de 2007

Venezuela/España.- El Rey recibe la carta credencial del embajador de Venezuela en España

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Rey Don Juan Carlos recibió hoy al embajador de Venezuela en España, Alfredo Toro Hardy, quien le presentó en el Palacio Real la carta credencial a través de la que España reconocerá oficialmente las actividades que desempeñará en los próximos años.

Toro llegó al Palacio Real poco antes del mediodía en una carroza de gala tirada por seis caballos de raza holandesa, como marca el protocolo de la ceremonia de la presentación de cartas credenciales de los embajadores, propias de los países con monarquía y que aún se sigue, además de en España, en Inglaterra, Suecia y Países Bajos.

Don Juan Carlos recibió al embajador en la Cámara Oficial del Palacio Real, acompañado del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, del jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, el secretario de la Casa, Ricardo Díez Hochleitner, y el jefe del Cuarto Militar, teniente general Carlos Victoria de Ayala.

Toro se presentó, estrechó la mano del Rey, quien le respondió con una sonrisa, y le entregó dentro de un sobre su carta credencial, en la que Venezuela pide a España que reconozca las actividades que realizará el embajador en representación de ese país. A continuación, le presentó a los principales cargos de la legación venezolana en Madrid y pasó a reunirse con Don Juan Carlos y Moratinos en el despacho del Rey.

España reconoce así al nuevo embajador de Venezuela, que tomó posesión de su cargo el 30 de octubre pasado, antes de que Caracas haga lo propio con Dámaso de Lario, el diplomático que España nombró en verano pasado para dirigir la legación española en el país sudamericano en sustitución de Raúl Morodo.

A pesar de que De Lario está en Venezuela desde finales de agosto aún no ha presentado cartas credenciales y, por el momento, no hay previsión de cuándo podrá hacerlo, indicaron fuentes de la legación española en Caracas a Europa Press.

Con el reconocimiento oficial a las labores de Toro, España envía una muestra más al presidente venezolano, Hugo Chávez, de su deseo de normalizar las relaciones tras el enfrentamiento que tuvo con el Rey en la pasada Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, donde Don Juan Carlos espetó a Chávez el famoso '¿Por qué no te callas?' cuando el presidente intentaba interrumpir al jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, mientras éste exigía respeto para la persona de José María Aznar.

Tras el incidente, Toro, así como el ministro venezolano de Exteriores, Nicolás Maduro, ha sido el interlocutor de Moratinos y de la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, a través del que han pasado en reiteradas ocasiones el mensaje de que España quiere normalizar cuanto antes la relación y superar el incidente de la Cumbre. Sin embargo, Chávez ha seguido exigiendo excusas del Rey.

Toro presentó cartas credenciales junto a otros cinco nuevos embajadores, la de Bolivia, María del Carmen Almendras; Mónaco, Jean Fissore; Mauritania, Sidi Mohamed Ould Boubacar; India, Sujata Mehta y Pakistán, Humaira Hasan. Moratinos, quien esta mañana compareció ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, se incorporó a la ceremonia en la presentación del embajador de Mauritania, tras el que llegó Toro.

La ceremonia de presentación de cartas credenciales, que siempre se hace en grupos de cinco o seis embajadores, comenzó a las siete de la mañana, con el desplazamiento de las carrozas desde el Palacio Real al Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, desde donde regresan al Palacio, ya con los embajadores, quienes son recibidos en la Plaza de Armas por un destacamento de unos 200 militares, 80 de ellos músicos que tocan el himno del país respectivo.