29 de diciembre de 2010

Venezuela.- La familia de Carlos Andrés Pérez dice que será enterrado en Venezuela

MIAMI, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Carolina Pérez Rodríguez, hija del ex presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez, quien falleció el sábado a causa de un infarto, ha adelantado que su padre no será enterrado en Miami, como se anunció en un principio, sino que esperan poder repatriarle al país iberoamericano, donde recibirá sepultura.

"Nosotros, la familia, hemos tomado la decisión de traernos el cuerpo de mi padre a Venezuela, por lo tanto no se va a hacer el funeral mañana en la ciudad de Miami", dijo la hija del ex dirigente, en declaraciones concedidas al canal Globovisión.

La mujer explicó que esta decisión de última hora obedece al deseo de parte de la familia de que sea enterrado en el Cementerio Este, donde descansa una de las hijas del ex mandatario. "Mi papá debe ser enterrado en Venezuela, merece un digno sepulcro aquí", aseveró.

Por su parte, un amigo del matrimonio que formaba Pérez con su segunda esposa, Cecilia Mato, adelantó que la familia que el ex presidente tiene en Venezuela habría iniciado los trámites legales necesarios para impedir que sus restos descansen en Miami, donde vivió los últimos 17 años.

"Los hijos de Pérez introdujeron esta moción en Venezuela y nos informaron a través del Consulado", dijo Pedro Mantelini al diario 'Nuevo Herald', al tiempo que confió en que esta acción no prospere para que puedan cumplirse los deseos de la viuda. "Creemos que esto se resolverá y podremos darle sepultura en los próximos días".

En esta línea, María Francia Pérez, hija del segundo matrimonio con Matos, aseguró que su padre no quería ser repatriado, debido al enfrentamiento político que mantenía con el presidente venezolano, Hugo Chávez. "Nunca estuvo de acuerdo con regresar con gobiernos antidemocráticos como el actual".

En medio de esta polémica familiar, los restos del ex dirigente fueron velados el martes por decenas de personas que se acercaron a la capilla ardiente instalada en la ciudad estadounidense, a la espera de que se decida dónde descansará de forma definitiva.