10 de diciembre de 2010

Globovisión desmiente la intervención del Gobierno

CARACAS, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La cadena Globovisión desmintió este viernes que el 20 por ciento de sus acciones, perteneciente a la empresa Sindicato Ávila, que forma parte del Grupo Corpmedios en el que se integra el canal, haya sido comprado por el Gobierno, tal y como anunció el martes la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

"Todas las acciones de Corpmedios siguen siendo al día de hoy propiedad de sus dueños originales, incluido el paquete accionario de la empresa Sindicato Ávila. La propiedad de dichas acciones no ha sido transferida a persona o ente alguno", reza el comunicado divulgado por la cadena.

La empresa recuerda que, en el caso de que el Gobierno decida llevar a cabo la liquidación de Sindicato Ávila, el paquete correspondiente a la misma deberá ofrecerse en primer lugar a los accionistas de la cadena y después a los del grupo, antes de determinar su venta al público.

Además, Corpmedios acusa al Ejecutivo de obrar de forma "ilegal, arbitraria y abusiva" al aclarar que Sindicato Ávila --una de las tres accionistas del grupo mediático--, no tiene problemas de liquidez, argumento que esgrimieron las autoridades venezolanas para intervenir la compañía.

Así, el grupo consideró que el objetivo del Gobierno es "hacerse con el control de Globovisión, tal y como se desprende de las propias palabras del presidente (Hugo Chávez), quien reiteradamente ha vinculado la intervención con la toma de control" de la cadena opositora.

No obstante, la empresa advirtió de que, aunque esta venta se produzca, no tendrá ningún efecto sobre el contenido del canal ya que los accionistas minoritarios no están autorizados para designar a su junta directiva. "Dichas acciones no le darán al Gobierno la capacidad de controlar: la línea editorial de Globovisión ni se expropia, ni se interviene", asevera el texto.

"A pesar de las maniobras, la ilegalidad y la manipulación seguimos aquí, junto a Ustedes y por Ustedes. Aquí está Globovisión, hoy más que nunca, para informar y atender a los venezolanos", concluye el documento.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha denunciado en reiteradas ocasiones la supuesta "estrategia" de Chávez dirigida a "tratar de controlar y deteriorar la credibilidad de Globovisión", medio al que la justicia venezolana le ha abierto más de 40 causas judiciales y administrativas, según recoge un comunicado de la organización.