5 de diciembre de 2008

Venezuela.- Los gobernadores y alcaldes acusan a Chávez de "despojo arbitrario" de las competencias locales

CARACAS, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los principales gobernadores y alcaldes de la oposición se reunieron hoy en Caracas para evaluar la situación del país y denunciar al presidente venezolano, Hugo Chávez, por el "despojo arbitrario" de las competencias locales de cada región.

Esta acusación viene dada por las últimas acciones del Gobierno de Chávez de restarle algunas competencias a los gobernadores y alcaldes, tras el triunfo de la oposición en los principales estados del país. Ledezma condenó que se obstaculizara los nombramientos de los directores de las policías del estado de Miranda y de Zulia, además cuestionó que se recentralizara el sistema de salud metropolitano.

"Estamos asumiendo nuestros cargos en medio de una tormenta y estamos persuadidos de estas adversidades, por eso necesitamos unir a todos los sectores de Venezuela y condenar la persecución política que se desarrolla desde algunas instancias del gobierno para hostigar a gobernadores y alcaldes como es el caso de Manuel Rosales", dijo el alcalde Mayor de Caracas, Antonio Ledezma.

En la conferencia de prensa estuvieron presentes el alcalde de Maracaibo y líder del grupo opositor, Manuel Rosales, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski; y el gobernador de Zulia, Pablo Pérez. Todos ellos se hicieron eco de que el Gobierno, en estos momentos, "tiene la finalidad de impedir el éxito" de las gestiones regionales de la oposición.

En este sentido, Ledezma instó a Chávez a que no continúe "con esta maniobra absurda porque lo que se esta desarrollando, es una escalada con la finalidad de tratar de impedir que cada uno de nosotros tengamos éxito en el desempeño de nuestras gestiones como alcaldes y gobernadores".

Durante la campaña para las elecciones regionales celebradas el pasado de 23 de noviembre, el mandatario venezolano advirtió que no enviaría dinero y que militarizaría aquellas regiones donde no triunfara el 'chavismo', haciendo insistente referencia al estado de Zulia, donde gobierna el partido de Rosales, Un Nuevo Tiempo.

"Nosotros lo que estamos reclamando es paz para este país, que se tenga piedad con el pueblo de Venezuela", expresó Ledezma, tras pedirle a Chávez que "no confunda decencia, civismo con debilidad", pues considera que el presidente "es tan legitimo como lo somos nosotros, usted fue elegido por el pueblo de Venezuela al igual que nosotros, usted está obligado a gobernar con tolerancia y estricto apego a la Constitución y a las leyes de la República".

Los gobernadores y alcaldes de la oposición reiteraron el triunfo obtenido en las elecciones pasadas, en las que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) perdió gran parte de las alcaldías --incluyendo la de Caracas-- y no logró el poder en cinco estados del país, tres de ellos los más importantes del país.

"Después de estos resultado nosotros, de manera separada, coincidimos en enviar un mensaje donde viajaba implícita la convocatoria a la paz que tanto necesita este país pero la única respuesta que hemos recibido, son amenazas, adjetivos destemplados y eso lo queremos rechazar en un tono sereno pero firme", aseguró Ledezma.

En este sentido, advirtió que de ser necesario ejercerán las acciones legales pertinentes, por las medidas que ha tomado el Gobierno de Chávez, las cuales han sido calificadas de ilegítimas.

"Aquí se ha alterado el estado de derecho, la descentralización es muy clara, las competencias de los gobernadores y de los alcaldes está perfectamente definida en las leyes que regulan nuestro desempeño y oportunamente ejerceremos esos recursos", sentenció.

Sobre el tema de la enmienda constitucional que pretende someter a consulta el Gobierno para garantizar la reelección indefinida de Chávez, los opositores advirtieron que con estas acciones "se esta colocando por encima de los intereses de Venezuela, un interés personal, individual".

En este sentido, el alcalde Mayor de Caracas recordó que el 2 de diciembre de 2007 los venezolanos votaron "No" a la reforma constitucional en la que se planteaba la reelección continua del poder presidencial, entre otras modificaciones como el tema de la propiedad privada.

Finalmente, Ledezma instó al mandatario venezolano a que "no se siga equivocando, ni reciclando sus ministros de un cargo para otro, no se siga equivocando viendo la corrupción en otro lado, manejando juicios, desarrollando procesos judiciales con la finalidad de linchar políticamente a ciudadanos que merecen un trato humanista".