13 de febrero de 2014

El Gobierno denuncia un intento de "llevar a Venezuela a una guerra civil"

El Gobierno denuncia un intento de "llevar a Venezuela a una guerra civil"
REUTERS

CARACAS, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El ministro para de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, ha denunciado un intento de la oposición de "llevar a Venezuela a una guerra civil", después de la ola de violencia que se desató ayer en Caracas y que saldó con tres muertos y 66 heridos.

   "El escenario que están planteando es llevar a Venezuela a una guerra civil", ha dicho en la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves para dar detalles de los hechos violentos que sacudieron la capital del país iberoamericano.

   Rodríguez Torres ha revelado que "no se trata de un hecho espontáneo, sino que hay una organización que se viene gestando desde hace mucho tiempo y que intenta prender al país de una manera irracional".

   El ministro ha explicado que los estudiantes que participaron en la manifestación opositora de ayer "fueron manipulados" ya que "hubo infiltrados para involucrar una vanguardia preparada dentro y fuera con el fin de crear violencia y buscar una salida inconstitucional".

   El titular de Interior, Justicia y Paz ha detallado que "la vanguardia" comenzó entre 2010 y 2012 con la llamada 'Fiesta Mexicana'. "Ya lo denuncié en su momento. Es una de las primeras reuniones de preparación de los grupos que ustedes vieron ayer en la manifestación de estudiantes de la oposición", ha dicho.

   Rodríguez Torres ha señalado que "la primera reunión, sobre todo de los liderazgos, se realizó en octubre de 2010 y la organizó Gustavo Tovar Arroyo, presidente de la ONG Humano y Libre, bastante radical y fascista, que está financiada por Eligio Cedeño y Otto Reich".

   "La finalidad de esta reunión fue adiestrar en métodos de desestabilización violenta a un grupo de líderes estudiantiles y de la juventud de extrema derecha venezolana", ha sostenido, en declaraciones recogidas por la cadena panamericana TeleSur.

JORNADA DE MARCHAS

   Ayer, tanto la oposición como el oficialismo salieron a las calles para celebrar el Día de la Juventud, en medio de las críticas por la violenta represión de las manifestaciones estudiantiles por parte de las fuerzas de seguridad en los últimos días.

   En Caracas, cientos de personas marcharon lideradas por el movimiento estudiantil y por destacados dirigentes opositores, como Henrique Capriles, Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma, para denunciar los abusos del Gobierno.

   Al mismo tiempo, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, encabezó otra marcha en Caracas en la que denunció el "rebrote en Venezuela una corriente nazi, fascista, que quiere llevar al país a la desestabilización".

   Aunque en un principio las marchas transcurrieron pacíficamente, al término de las mismas un grupo de estudiantes que se dirigía a la Fiscalía para exigir la liberación de sus compañeros detenidos fue interceptado por un grupo de choque pro gubernamental.

   De acuerdo con las grabaciones y con los testimonios, se produjo un tiroteo en el marco del cual un policía y un estudiante murieron, mientras que varios resultaron heridos. La Fiscalía ha confirmado tres fallecidos y 66 lesionados y ha anunciado la detención de 70 personas.

   El Gobierno ha acusado directamente a López de orquestar los enfrentamientos frente a la sede del Ministerio Público y ha ordenado su captura como "autor intelectual". El líder opositor ha restado importancia a las amenazas y ha instado a "marchar con irreverencia".