30 de marzo de 2007

Venezuela.- El Gobierno descarta renovar la concesión a la cadena Radio Caracas Televisión, que vence el 27 de mayo

CARACAS, 30 Mar. (EP/AP) -

El Gobierno venezolano descartó la posibilidad de renovar la concesión de transmisión a la televisora privada Radio Caracas Televisión (RCTV), según informó ayer el ministro de Telecomunicaciones, Jesse Chacón.

"El Estado deja sentado que esta concesión (a RCTV) vence el 27 de mayo de 2007 como un hecho natural e inexorable", según indicó Chacón al informar sobre el dictamen que emitió el Gobierno ante una solicitud de revisión de la decisión presidencial que realizó la directiva del canal.

"Hoy le hemos informado (a RCTV) de que el mecanismo de transformación ha decaído, y que no existe la renovación por la sencilla razón de que el vencimiento de la concesión es un hecho natural e inexorable", insistió.

Chacón explicó que con esta decisión quedan agotadas las vías administrativas del Gobierno, y señaló que los propietarios de RCTV podían recurrir a instancias judiciales para depurar el caso.

Asimismo, el ministro anunció que a partir del 28 de mayo la señal de RCTV será empleada para establecer una "televisión de servicio público", pero no ofreció más detalles al respecto.

Un grupo de simpatizantes del presidente Hugo Chávez realizó el pasado martes una concentración a las puertas de la televisora privada, clara opositora al Gobierno, para mostrar su apoyo a la decisión gubernamental.

En este sentido, Chávez anunció a finales del año pasado que no renovaría la concesión de transmisión de RCTV alegando que el canal privado ha promovido conspiraciones contra su Gobierno.

Por su parte, presidente de la televisora, Marcel Granier, consideró que la medida gubernamental representa "un atropello" a la libertad de expresión porque implicará el cierre del canal donde laboran unas 3.000 personas.

La decisión del Gobierno de Chávez contra RCTV ha sido criticada por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza; por organizaciones humanitarias, y por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).