29 de marzo de 2014

El Gobierno eleva a 39 los fallecidos por las protestas

El Gobierno eleva a 39 los fallecidos por las protestas
REUTERS

CARACAS, 29 Mar. (Notimérica/EP) -

El número de personas que han fallecido a causa de las protestas a favor y en contra del Gobierno de Nicolás Maduro ha aumentado a 39, según ha informado el ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, al confirmar la muerte de una persona en Zulia y anunciar la de otra en Táchira.

En una intervención telefónica en Venezolana de Televisión (VTV), Rodríguez Torres, ha informado de que Franklin Alberto Moncada, gerente de una empresa de distribución de alimentos de 44 años de edad, ha fallecido electrocutado en San Cristóbal, Táchira.

Según su versión, el concejal Omar Bustos, del partido político Voluntad Popular (VP), junto a otras tres personas, ha derribado una valla publicitaria con el fin de levantar una barricada que ha roto un cable de alta tensión que ha alcanzado a Moncada.

"Vale mencionar que durante la situación ocurrida en el Táchira, resultaron lesionados Jhonny Santander (48) y un adolescente de 16 años de edad", ha informado, por su parte, el Ministerio Público en un comunicado.

La Fiscalía ha explicado que, "de acuerdo con la información preliminar, Romero, Santander y el adolescente estaban en la avenida principal de Pirineos moviendo una valla, la cual generó una descarga eléctrica".

Además, Rodríguez Torres ha confirmado la muerte del miembro del movimiento estudiantil Roberto Annese Morín, de 33 años de edad, en Maracaibo, Zulia. "Estaba manipulando un lanzador de morteros para herir a policías y mientras hacía uso de ella explotó ocasionándole la muerte al causarle una herida en el pecho", ha detallado.

El ministro ha denunciado que seis personas movieron el cuerpo de Morín y alteraron la escena "con el propósito de que los medios de comunicación pudieran manipular la información sobre el hecho y afirmar que murió por un disparo de los cuerpos policiales".

La prensa ha informado, basándose en la versión de testigos y vecinos, que Morín murió cuando la Policía Regional y colectivos --grupos de choque pro gubernamentales-- abrieron fuego contra un grupo de manifestantes que intentaba levantar una barricada en el sector El Naranjal.

Familiares y amigos han condenado su muerte en un cacerolazo que han organizado el sábado por la mañana en el mismo lugar donde tuvo lugar el enfrentamiento, de acuerdo con el diario venezolano 'El Universal'.

El Ministerio Público ya ha designado varios fiscales "para coordinar las actuaciones que realizan los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, a fin de esclarecer los hechos".

CRISIS VENEZOLANA

De esta forma ascienden a 39 los fallecidos en la crisis política, que se desató el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados.

Desde entonces, opositores y oficialistas han marchado a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.

La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) fue un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.

Los cancilleres regionales han conseguido que Gobierno y oposición acepten sentarse a la mesa de negociaciones con la mediación de "un tercero de buena fe" de mutuo acuerdo para superar, de una vez por todas, esta crisis política.