15 de octubre de 2006

Venezuela.- El Gobierno invierte 2.400 millones de dólares en una línea de tren durante la campaña electoral de Chávez

CARACAS, 15 Oct. (EP/AP) -

Venezuela pondrá en marcha una nueva ruta ferroviaria con una inversión de 2.400 millones de dólares que podría impulsar la popularidad del presidente Hugo Chávez entre los habitantes de Caracas mientras el mandatario busca la reelección.

El Gobierno promueve el tren entre la capital y la región de los Valles del Tuy como un proyecto insignia y ha colocado letreros con la frase "Ahí viene el tren" sobre la carretera adyacente, que presenta congestionamientos frecuentes de tráfico.

Chávez tiene previsto inaugurar hoy el nuevo sistema ferroviario el domingo con un viaje a bordo del tren de fabricación japonesa, el nuevo proyecto de una serie de obras públicas financiadas por las abundantes ganancias de la venta del petróleo. En los últimos meses, el Gobierno inauguró también un hospital moderno para niños con problemas cardiacos y un nueva línea del tren subterráneo de Caracas.

La estudiante universitaria Kimberlyn Fonseca, de 18 años, expresó la esperanza de que el nuevo tren le ayude a evitar sus cotidianos viajes por autobús que le toman hasta cuatro horas.

"Si es verdad que toma media hora, me parece grandioso", dijo Fonseca y aclaró que antes de abordar el tren se asegurará de que funcione adecuadamente.

En las semanas anteriores a las elecciones presidenciales del 3 de diciembre, el gobierno de Chávez planea inaugurar nuevos trenes subterráneos en Maracaibo y Valencia, así como un sistema de tranvías en la ciudad andina de Mérida. Los detractores de Chávez lo acusan de oportunismo político.

"Anuncian el metro de Maracaibo como si fuera una gran obra de su Gobierno, y nosotros comenzamos ese proyecto", dijo el candidato presidencial opositor Manuel Rosales, quien fue alcalde de la ciudad. "Este Gobierno paralizó el proyecto por dos años y medio".

El Ministerio de Infraestructura reconoce que el nuevo tren a los Valles del Tuy fue iniciado en 1996 durante el gobierno del presidente Rafael Caldera, pero dice que la mayor parte de los trabajos fue terminada desde que Chávez llegó al poder en 1999.

El Gobierno de Chávez proclama la nueva línea ferroviaria de 41 kilómetros como la primera parte de una red nacional que conecte a todas las principales ciudades del país sudamericano _una meta ambiciosa que tomaría más de dos décadas y una cantidad de dinero aún desconocida.

El nuevo tren corre de la localidad de Cúa, en el sur de Caracas, hasta su última parada en La Rinconada, el sitio de una nueva estación del metro en la periferia de la capital.

El Gobierno afirma que el tren podrá transportar a decenas de miles de personas cada día de ida y regreso a barrios de trabajadores que albergan a unos 290.000 habitantes.