11 de abril de 2013

Venezuela.- El Gobierno pone en "alerta" a PDVSA por "los intentos desestabilizadores" de cara a las elecciones

CARACAS, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La empresa estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) "está alerta" ante "los intentos desestabilizadores" de cara a las elecciones presidenciales del próximo domingo, según ha informado el ministro del ramo, Rafael Ramírez.

"Estamos alerta ante los intentos de desestabilización y caos", ha anunciado. "Nuestro compromiso es mantener la paz y estabilidad", ha subrayado, desde la sede de PDVSA en Caracas, según ha informado Venezolana de Televisión (VTV).

Ramírez ha explicado que "sectores de la oligarquía" pretenden deslegitimar a instituciones clave, como PDVSA, el Consejo Nacional Electoral (CNE), la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y la Fiscalía General, para desconocer los resultados electorales.

La semana pasada el presidente encargado, Nicolás Maduro, ya denunció que "la derecha" está llevando a cabo una serie de "sabotajes eléctricos" para propiciar su victoria en las urnas. "Están buscando lo que llaman un evento extraordinario", advirtió.

Como medida de choque, el candidato oficialista ordení a la FANB que "militarice" todas las centrales eléctricas y que elabore un plan específico de protección contra el sabotaje.

Además, en los últimos días, el Gobierno ha denunciado que grupos de políticos y militares de El Salvador, vinculados a la "ultraderecha" y financiados por el narcotráfico se han infiltrado en Venezuela para "desorientar el voto".

CITA ELECTORAL

Tras la muerte del presidente Hugo Chávez, ocurrida el pasado 5 de marzo después de una larga batalla contra el cáncer, el Gobierno se ha visto obligado --por mandato constitucional-- a convocar elecciones presidenciales en un plazo de 30 días.

Según los sondeos sobre intención de voto, Maduro se impondría al candidato presidencial de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles, por un margen de entre 10 y 17 puntos porcentuales, mientras que los otros seis aspirantes opositores apenas tendrían opciones.

La cita electoral ha generado una gran tensión en Venezuela y en la región, debido al apoyo económico de Caracas a sus vecinos, ya que podría traducirse en un cambio de Gobierno tras 14 años de 'chavismo' que podría llevar también a una ruptura social.