19 de enero de 2007

Venezuela.- Hugo Chávez pide a los Gobiernos de Mercosur no tener miedo a las nacionalizaciones

RÍO DE JANEIRO, 19 Ene. (EP/AP) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió hoy a los miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur) y a los demás países latinoamericanos que no vean con temor las nacionalizaciones y al hecho de que sea el Estado y no el mercado el que dirija la economía.

"Una de las propuestas que yo me atrevo hacer es que nosotros en cada uno de nuestros países le demos mayor presencia al Estado en la economía", propuso Chávez durante su discurso en la clausura de la Cumbre de Mercosur celebrada en Brasil.

En su opinión, una de las causas que "frenan" el desarrollo y la integración económica y social de las naciones del continente es que el comercio está en manos de grupos extranjeros. Chávez indicó que de las 300 principales empresas que negocian dentro del bloque del Mercosur el "40 por ciento son grandes transnacionales, mientras que otro 36 por ciento son dependientes de empresas transnacionales".

"¿Esas grandes transnacionales tendrán algún interés en nuestra integración?", se preguntó el mandatario venezolano. "Estoy seguro de que absolutamente ningún interés, todo lo contrario, creo que tienen un grandísimo interés en nuestra desintegración", se respondió Chávez de inmediato.

En ese sentido, Chávez considera que "este es un problema" que enfrentan las naciones latinoamericanas porque "buena parte de nuestro comercio no lo decidimos nosotros sino las transnacionales y sus intereses, por eso somos altamente dependientes", afirmó.

El presidente venezolano anunció hace unas semanas que nacionalizará la empresa de telecomunicaciones CANTV cuyo mayor accionista es la corporación estadounidense Verizon y que cuenta con más de tres millones de líneas fijas y casi siete millones de líneas de telefonía móvil. También anunció la nacionalización de la Electricidad de Caracas, que está en manos de la estadounidense AES Corporation.

"Yo propongo, una muy respetuosa sugerencia, darle en cada país al Estado la conducción de la economía. Y esto no tiene ningún signo ideológico, yo no estoy proponiendo aquí socialismo para el Mercosur, algunos me acusan de que yo vengo a contaminar al Mercosur", acotó.