4 de diciembre de 2006

Venezuela.- La Iglesia católica venezolana firma que el país necesita diálogo pero tiene un 'futuro esperanzador'

CARACAS, 4 Dic. (EP/AP) -

Los jerarcas de la iglesia católica afirmaron hoy que Venezuela no vive un "Apocalipsis", sino que tiene un futuro esperanzador, pero que precisa de diálogo.

Dijeron, además, que a pesar de que el Gobierno cuenta con el apoyo mayoritario de la población, esa mayoría no puede imponer "un esquema" al resto de los venezolanos y que el mayor compromiso del Gobierno es precisamente con sus simpatizantes.

Tras la reelección en los comicios de ayer del presidente, Hugo Chávez, el representante de la Conferencia Episcopal Venezolana, el monseñor Ovidio Pérez Morales, dijo que "como ciudadano y como pastor digo que el país sigue adelante y la nación tiene que ser construida con el esfuerzo de todos y evitar todo lo que sea una política de exclusión", señaló.

"Venezuela no ha llegado al Apocalipsis y tiene un futuro muy esperanzador en el sentido de que siempre está abierta la construcción de la nación, y hemos de trabajar todos por el porvenir de este país", añadió en una entrevista exclusiva con la cadena televisiva Globovisión.

"Indudablemente que hay mayorías y a las mayorías les corresponde una mayor responsabilidad, pero la mayoría es mayoría y no totalidad", señaló.

"Lo importante es que las diferencias que hay entre los venezolanos se sepan manejar, evitando las radicalizaciones", indicó Morales. "El Gobierno tiene que respetar lo que constituye un gran porcentaje de venezolanos que no está de acuerdo con ciertas políticas, pero que también quiere reconstruir el país", añadió.

Ante las versiones que el Gobierno eliminaría la educación católica, Morales dijo que la posición de la iglesia ha sido muy clara. "La formulación de este campo educativo (debe hacerse) en un máximo diálogo, en el respeto, la aceptación, la promoción de la educación no oficial, el respeto a los institutos católicos y la enseñanza de la educación religiosa que está contemplada en la actual ley".

Por su parte el obispo monseñor Baltasar Porras, indicó "si bien es cierto que ha habido un triunfo abrumador por parte del oficialismo, será desde dentro de sus propias filas de donde vendrán ahora las exigencias mayores".

Esas exigencias serán "para llenar una serie de vacíos que a lo largo de estos ocho años de Gobierno de Chávez no se han llenado sino de esperanza y las realidades de vivienda, de empleo, de educación, de seguridad, pues están allí esperando", agregó Porras a la emisora Unión Radio.