2 de enero de 2007

Venezuela.- La Iglesia de Venezuela pide a Chávez que reconsidere su decisión de no renovar la licencia de Radio Caracas

CARACAS, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El cardenal Jorge Urosa Savino hizo ayer un llamamiento al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para que reconsidere su decisión de no renovar la licencia de la cadena de radio y televisión 'Radio Caracas Televisión' (RCTV).

El cardenal, que es arzobispo de Caracas, hizo esta invitación a Chávez ayer, en una visita a una maternidad, lugar en el que el religioso resaltó la necesidad de trabajar por el país, para reducir la inseguridad ciudadana y los problemas generales de los venezolanos.

Urosa Savino dijo que respeta la decisión del presidente pero que Venezuela "gana si hay medios diferentes y si hay libertad completa de opinión".

"Todos tenemos derecho a la información diversa, porque no puede haber un solo punto de vista. Es necesario que se revise esa decisión que todavía no se ha ejecutado y que podamos contar con la existencia de un canal de tanta tradición e importancia como es Radio Caracas Televisión", recordó Savino.

Así, el representante de la Iglesia católica pidió a Chávez que reconsidere su decisión de no renovar la licencia a este medio de comunicación, uno de los de más larga andadura en Venezuela, informa hoy RCTV.

Si finalmente Chávez revoca la licencia de la cadena, la medida entraría en vigor el próximo 28 de mayo.

Urosa solicitó además al Gobierno a que haga un esfuerzo por buscar un entendimiento. "El país gana si hay medios diferentes y si hay una libertad completa de opinión", incidió.

Chávez acusó la semana pasada a los propietarios de Radio Caracas Televisión de actividades subversivas contra su Gobierno y citó el "golpismo" como el factor determinante en la decisión de su administración de no renovar la licencia de transmisión de la televisión.

La ley venezolana establece que las infraestructuras, el equipo y la sede de los canales de televisión son propiedad privada, pero las frecuencias de emisión pertenecen al Estado, que es quien las concede.

"Es necesario que se revise esa decisión que todavía no se ha ejecutado y que podamos contar con la existencia de un canal de tanta tradición e importancia como Radio Caracas Televisión", agregó el cardenal en una entrevista divulgada hoy por el diario venezolano 'El Universal'.

Por su parte, el presidente del grupo empresarial 1BC --al que pertenece la citada cadena--, Marcel Granier calificó de "atropello" la decisión del Gobierno.

Granier aprovechó para reivindicar su derecho a operar sin seguir los dictámenes del ministerio de Información o del propio Chávez.

Chávez ha mantenido durante sus casi ocho años de mandato unas relaciones tirantes con algunas de las principales televisoras y diarios del país que son abiertos opositores al Gobierno.

Las relaciones entre Chávez y la Iglesia Católica venezolana no son buenas, a pesar de que más de las dos terceras partes de los 26 millones de venezolanos son de religión católica. El presidente ha dicho de la Iglesia que es "un tumor" en la sociedad.

Desde su designación como arzobispo de Caracas en septiembre del 2005, monseñor Urosa ha procurado un acercamiento entre el Gobierno y la Iglesia.