11 de febrero de 2020

Venezuela.- Investigador de Elcano relaciona el "cambio táctico" de España sobre Venezuela con la coalición con Podemos

La relación "sensible" de este partido con Caracas, los miles de españoles y las "diplomacias paralelas", factores a tener en cuenta

Venezuela.- Investigador de Elcano relaciona el "cambio táctico" de España sobre Venezuela con la coalición con Podemos
Investigador de Elcano relaciona el "cambio táctico" de España sobre Venezuela c - TWITTER REAL INSTITUTO ELCANO

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El investigador principal del Real Instituto Elcano Ignacio Molina cree que en la posición de España sobre Venezuela ha habido un "cambio táctico" y lo atribuye a la presencia de Unidas Podemos en la coalición de Gobierno.

"Está claro que si este Gobierno no fuera de coalición, la posición de un Gobierno de partido único del Partido Socialista sería un poco distinta, y eso es totalmente comprensible", ha afirmado en declaraciones a Europa Press tras participar en el debate "España en el mundo 2020" organizado por el instituto.

A su modo de ver, el hecho de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no recibiese en Madrid a Juan Guaidó, al que él mismo reconoció hace un año como presidente encargado de Venezuela, sí supone un cambio "de facto", al darle "un perfil más bajo".

"No queremos decir que cambiamos porque es importante la idea de la predecibilidad, la idea de la consistencia, pero en el fondo cambiamos", ha resumido. Así, durante su participación en el debate, el experto ha afirmado que no cree que "haya mucha gente en España en este momento que sepa cuál es la posición de España en relación con Venezuela".

Por su parte, el investigador principal del instituto sobre Venezuela, Carlos Malamud, ha opinado que lo que sostiene la ministra Arancha González Laya, que la posición española no ha cambiado, "es válido, porque muchas de las constantes siguen siendo válidas".

Malamud es escéptico sobre las posibilidades de una mediación española --"no hay que pedir peras al olmo"-- porque todos los intentos han fracasado ante el hecho de que Nicolás Maduro los ha usado para ganar tiempo.

MALAMUD: TEMOR A UNA "DIPLOMACIA PARALELA"

Eso sí, cree que España debe mantener una posición clara en materia de derechos humanos, como ha hecho también en el caso de Nicaragua. Según ha dicho, su temor es que "alguien pueda sentirse tentado a hacer una diplomacia paralela" con Venezuela.

Después, ha explicado a Europa Press que no se refería a nadie en concreto, sino a los "diversos actores interesados en marcar la agenda de la diplomacia española, tanto por la izquierda como por la derecha, por el centro, por arriba y por abajo". Por eso, cree que es necesaria "una política más clara por parte del Ministerio y al mismo tiempo, una mejor política de comunicación".

Malamud asume que Venezuela se ha convertido en un tema de política interna, lo que dificulta el consenso, y también cree que España no puede perder de vista "la gran cantidad de ciudadanos españoles" que viven en el país, cosa que ve "fundamental a la hora de garantizar un mínimo en las relaciones bilaterales".

VENEZUELA Y ARGENTINA, SENSIBLES PARA PODEMOS

Molina ha subrayado que, si bien Podemos ha aceptado que la política exterior es "dominio reservado" en el Gobierno de coalición, también es cierto que hay dos países de América Latina con los que tiene una relación "muy sensible", que son Argentina y Venezuela, aunque es cierto que "ha soltado mucho lastre respecto al régimen de Maduro". En ambos, a su juicio, "la política exterior española tiene que tener en cuenta que es un gobierno de coalición con Podemos".

Eso sí, cree que, en el caso de Argentina, Alberto Fernández ha viajado a España con una "idea explícita de intentar llevarse bien" y "no repetir la relación tumultuosa de la época de Cristina Fernández de Kirchner", lo que es "una gran noticia".

Según su análisis, la posición del nuevo Gobierno con Venezuela es uno de los pocos "elementos chocantes" en un contexto de continuidad en la política exterior. De hecho, Molina cree que la política exterior no se verá afectada por lo que son, de hecho, rasgos definitorios de la actual situación política: la minoría parlamentaria del Gobierno, el tener como socio de coalición a un partido que no está en los grandes consensos en todas las políticas y la alta polarización del escenario político.

OTRO "ELEMENTO CHOCANTE" EN LA UE

Otro de los "elementos chocantes" es, a su juicio, la posibilidad de que el Gobierno quiera alejarse de Francia y Alemania en el ámbito europeo. En este caso, cree que ha debido de ser una cuestión de "bisoñez" y de "falta de habilidad comunicativa" con la llegada del nuevo equipo en Exteriores.

De hecho, cree que "no ha habido una reflexión" sobre que a España le convenga alejarse de Francia y Alemania, para empezar "porque es mentira, no le conviene". En su opinión, lo que sí es "muy correcto" es "no poner todos los huevos en la misma cesta" y tratar de mejorar la relación con otros países o buscar alianzas con el sur, con los amigos de la cohesión o con los socialdemócratas del norte.

"Ser un poco más promiscuos, en el buen sentido de la palabra", pero no "plantearlo como una disyuntiva", cosa que, a su juicio, es "una torpeza comunicativa" porque en su opinión el Gobierno no puede haber decidido algo así.

En el debate, los investigadores han subrayado que España tiene que plantearse una reflexión sobre las oportunidades que le brindaría ser contribuyente neto al presupuesto de la UE, cosa que seguramente sucederá a partir de 2021. Federico Steinberg también ha remarcado que el Gobierno debería dar la batalla para que Nadia Calviño presida el Eurogrupo, cosa que es compatible con ser ministra y vicepresidenta en España.

Por su parte, la investigadora Iliana Olivié ha incidido en que España se puede consolidar como una voz importante en la política de cooperación de la UE, porque aunque es un donante menor (apenas un 0,2 por ciento de la Renta Nacional Bruta se destina a Ayuda oficial al desarrollo) sí lo es por sus contribuciones europeas. Y el Brexit, ha apuntado, deja "un vacío de liderazgo" en esta política de la UE.

El director del instituto, Charles Powell, ha llamado la atención sobre el enfoque "novedoso" aunque "con algunos riesgos" de vincular la relación de Defensa con Estados Unidos con la comercial.