19 de octubre de 2011

Leopoldo López reitera su intención de ser candidato a las presidenciales de 2012

CARACAS, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, ha reiterado su intención de presentarse a las elecciones primarias de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --alianza opositora-- para convertirse en candidato a las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012.

En una intervención pública, el líder opositor ha aclarado que mantiene su precandidatura a las presidenciales, ya que el Tribunal Supremo le ha permitido concurrir a los comicios, avalando así el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), aunque ha mantenido su prohibición de ejercer un cargo público.

"Voy a presentarme como candidato a la Presidencia", ha aseverado López. "No venimos a pedir permiso, venimos a pedirle al pueblo venezolano a que nos acompañe con esperanza, fuerza y fe", ha agregado, en declaraciones recogidas por el diario venezolano 'El Universal'.

Así, ha indicado que continuará recorriendo todo el país para trasladar a los venezolanos la "propuesta de paz, bienestar y progreso" enmarcada en el denominado plan 'La Mejor Venezuela'.

Además, ha expresado su agradecimiento a los otros precandidatos de la MUD --Henrique Capriles Radonski, Pablo Pérez, María Corina Machado y Antonio Ledezma-- por el apoyo demostrado desde que anunciara su intención de concurrir a las primarias, previstas para el próximo 12 de febrero.

Con ello ha querido zanjar también los rumores de división interna en la MUD. "La unidad que estamos construyendo será la unidad del pueblo venezolano. La dignidad tendrá la banda presidencial en el 2012", ha aseverado.

FRAUDE DE LEY

Por su parte, la contralora general, Adelina González, ha advertido de que la candidatura de López a las elecciones primarias o a las presidenciales constituye un fraude de ley, ya que su inhabilitación para ejercer un cargo público hasta 2014 continúa vigente.

La funcionaria ha explicado que aunque el fallo del Tribunal Supremo ha respaldado el ejercicio de los derechos políticos de López, también ha ratificado la inhabilitación establecida en su día vía sanción administrativa.

"No puede ejercer cargos públicos, por ello postularse a unas elecciones --primarias o presidenciales-- no tendría sentido. Puede ser electo pero no puede ejercer sus funciones", ha dicho González, en referencia a la situación del opositor.

Además, ha rechazado que la Contraloría General de la República impusiera dicha sanción al opositor por su intención de presentarse a las presidenciales, recordando que la medida data del año 2000. "Qué íbamos a saber nosotros que quería ser candidato", ha argumentado.