5 de abril de 2014

López: "Me tendrán que matar para dejar de luchar por Venezuela"

López: "Me tendrán que matar para dejar de luchar por Venezuela"
REUTERS

CARACAS, 5 Abr. (Notimérica/EP) -

   El líder del partido político opositor Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, ha advertido al Gobierno de Nicolás Maduro que "le tendrá que matar para que deje de luchar por Venezuela", después de que la Fiscalía haya confirmado la acusación en su contra por su supuesta implicación en la ola de violencia.

   "El régimen me inhabilitó y el cobarde de Maduro, sin argumentos, me apresa. Seguiré resistiendo y me tendrán que matar para dejar de luchar por Venezuela", ha escrito este sábado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

   López ha explicado que cuando "dio la cara" era consciente "de la persecución y de la manipulación de la Justicia" de la que iba a ser víctima, defendiendo que "buscar una salida constitucional a este desastre lo antes posible no es un delito".

   "Por eso me acusan, por impulsar un cambio", ha sostenido el que fuera alcalde del municipio de Chacao, ratificando su "irrenunciable compromiso" para "construir una salida democrática y constitucional a la lamentable situación del pueblo".

   El líder opositor, ha indicado que, de la misma forma que él no espera Justicia "de una dictadura", "el pueblo tampoco debe esperar nada de ella". "Debe luchar por sus derechos, siempre sin violencia", ha reiterado.

   Así, ha señalado que, "aunque somos millones y estamos del lado correcto de la historia (...) no podemos descansar hasta vencer". "Y vencer es la conquista de una Venezuela donde todos los derechos sean para todos. Venezuela no te rindas, yo no lo haré", ha concluido.

ACUSACIÓN FORMAL

   Ayer, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz anunció que López ha sido acusado formalmente de "instigación pública y asociación para delinquir" y de "daños a la propiedad e incendio" en estos dos últimos casos "en grado de determinador", por los que podría ser condenado a hasta diez años de cárcel.

   La titular del Ministerio Público hizo este anuncio una semana después de que la Corte de Apelaciones de Caracas rechazara el recurso presentado por López para conseguir su excarcelación, por lo que seguirá recluido en la cárcel militar de Ramo Verde.

   Esta decisión judicial supuso un varapalo para el ex alcalde de Chacao, cuyo abogado, Juan Carlos Gutiérrez, se había mostrado "optimista" ante la posibilidad de que su cliente saliera próximamente de dicho centro penitenciario.

   López, uno de los líderes más destacados de la oposición venezolana, fue señalado por el Ejecutivo como "autor intelectual" de la ola de violencia que se desató a raíz de la convocatoria que realizó para marchar en Caracas contra el Gobierno de Maduro.

   Después de una semana de inestabilidad, en la que se rumoreó que incluso podía haber huido de Venezuela, el pasado 18 de febrero López se entregó a las autoridades encabezando una manifestación opositora que desembocó en la sede del Ministerio de Justicia, Interior y Paz.

CRISIS VENEZOLANA

   La crisis política en Venezuela estalló el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado al menos 39 muertos, 608 heridos y 192 detenidos.

   Desde entonces, opositores y oficialistas han marchado a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.

   La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.

   La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) fue un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.

   Los cancilleres regionales han conseguido que Gobierno y oposición acepten sentarse a la mesa de negociaciones con la mediación de "un tercero de buena fe" de mutuo acuerdo para superar, de una vez por todas, esta crisis política.

Para leer más