7 de marzo de 2014

Maduro acusa a Martinelli de "cobrar comisiones a empresarios venezolanos"

Maduro acusa a Martinelli de "cobrar comisiones a empresarios venezolanos"
PRESIDENCIA VENEZUELA

CARACAS, 7 Mar. (Notimérica/EP) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha acusado este viernes a su homólogo panameño, Ricardo Martinelli, de "cobrar comisiones a empresarios venezolanos" para financiar su campaña electoral, en el marco de la escalada de tensión bilateral que ha llevado a la ruptura de las relaciones.

"Empresarios en la Zona Libre de Colón (ZLC) nos dijeron que el presidente panameño estaba cobrando 20 por ciento por cada factura que se cancelara de Venezuela a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), (dinero) que estaba destinando a su campaña electoral", ha revelado.

Maduro ha explicado que es una información que varios ministros de su Gobierno manejaban desde hacía tiempo y por la cual decidió suspender las relaciones económicas, financieras y comerciales con el país centroamericano.

"Paren todos los pagos inmediatamente y nuestras relaciones directas. Fue lo primero que hice. Eso no se supo públicamente. Lo hice calladito", ha dicho, en declaraciones recogidas por el diario venezolano 'El Universal.

Asimismo, ha revelado que el ministro de Exteriores de Panamá, Francisco Álvarez de Soto, hablaba en nombre de Venezuela con otros países de América Latina, algo que ha considerado suficiente para romper también las relaciones diplomáticas.

"Nadie puede venir a hablar en nombre de nuestra patria para pedir la intervención de nuestro propio país por fuerzas extranjeras", ha insistido, en alusión al intento de Panamá de que la Organización de Estados Americanos (OEA) aborde la crisis venezolana.

A este respecto, ha considerado que la decisión de la OEA de no celebrar una reunión de ministros de Exteriores sobre Venezuela, tal y como pretendía Panamá, "es una gran victoria" de su Gobierno sobre "la injerencia" del Ejecutivo de Martinelli.

NO A LA MEDIACIÓN

Por otra parte, en la entrevista que ha concedido este viernes a la cadena estadounidense CNN, a la que amenazó con su expulsión de Venezuela, ha negado que el país requiera una mediación internacional para poner fin a la actual crisis.

"Venezuela no necesita una mediación. Creo que lo que necesita es cooperación", ha dicho, explicando que, "aunque esa es la imagen que se quiere transmitir afuera para golpear moralmente a la Revolución Bolivariana", no está "desesperado".

Maduro ha admitido que Venezuela "tiene problemas", pero ha subrayado que "igual que otros países". "Tenemos problemas económicos, por supuesto, pero ¿Acaso no tienen problemas económicos en Estados Unidos?", ha planteado.

PLANTÓN DE LA MUD

Por otro lado, ha criticado la ausencia de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora-- de la Conferencia Nacional de Paz. "Ni lavan, ni prestan la batea. Se niegan al diálogo, pero también dicen que no son responsables de la violencia", ha denunciado.

También ha vuelto a cargar contra la MUD por "su insolente respuesta solidarizándose con el Gobierno de Panamá". "¿Y Venezuela dónde queda para la MUD? En último lugar siempre, ¿Verdad?", ha lamentado.

La crisis política en Venezuela se desató el 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado al menos 50 muertos y cientos de heridos y detenidos.