29 de enero de 2013

Venezuela.- Maduro afirma que Chávez sigue "muy optimista" y "aferrado a la vida"

CARACAS, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha afirmado que el mandatario, Hugo Chávez, continúa su recuperación en La Habana "muy optimista" y "aferrado a la vida", confiado en "ganar" la batalla que libra desde 2011 contra el cáncer.

Durante un acto en el estado de Barinas transmitido por televisión, Maduro ha vuelto a defender la fortaleza de Chávez, quien no ha aparecido en público desde que fue operado en La Habana el pasado 11 de diciembre. El Gobierno venezolano mantiene que su evolución es positiva, pero de momento se niega a plantear una fecha para su posible vuelta a Caracas.

El 'número dos' de Venezuela ha explicado que habló con Chávez antes de partir a Chile, donde el pasado fin de semana se celebró la Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). "Nos dijo con una gran fortaleza: 'Estoy muy optimista, confío plenamente en los tratamientos médicos que estoy haciendo'", ha declarado Maduro, a quien Chávez llegó a nombrar como potencial sucesor.

"Estoy aferrado a Cristo y a la vida", trasladó el mandatario a su 'número dos', que también ha querido hacer pública la "fortaleza" con la que, según ha dicho, le habló Chávez, de 58 años. Maduro ha destacado que el presidente mantiene "un espíritu fenomenal".

El Ejecutivo venezolano ha tratado de hacer ver que mantiene su ritmo habitual de trabajo pese a la ausencia de Chávez y que éste, desde La Habana, sigue tomando las decisiones que le competen en calidad de jefe de Estado. El vicepresidente ha hecho hincapié este martes en que "la obra del comandante sigue expandiéndose" y ha puesto como ejemplo la educación, precisamente durante la inauguración de un centro infantil en Sabaneta.

La labor de Chávez cuenta con el respaldo de otros dirigentes internacionales, según Maduro, que ha destacado cómo "todos los presidentes y primeros ministros de América Latina" reconocieron en Santiago el trabajo del jefe de Estado venezolano. También "los mandatarios de toda Europa" se acercaron "a transmitir su saludo, su admiración, su simpatía, de diversas formas", ha añadido.

Para Maduro, estas muestras de apoyo ponen de manifiesto que otros gobiernos "no tienen mezquindad", al contrario de quienes, desde dentro de Venezuela, no reconocen "la grandeza de la obra" realizada por el "comandante".

En este sentido, el vicepresidente ha llamado a "no bajar la guardia" frente a una oposición "llena de odio", ya que "falta mucho para consolidar la patria".

Maduro ha dirigido gran parte de sus criticas al líder opositor Henrique Capriles, "derrotado" en las presidenciales del 7 de octubre. "Deje quieto al presidente Chávez, no se meta con Chávez, métase con nosotros", ha retado Maduro al referirse a quien, a su juicio, "se cree que todavía es candidato".