5 de junio de 2007

Venezuela.- Medio centenar de personas convocadas por el PP protestan contra cierre de RCTV frente a Embajada venezolana

Uriarte recuerda a los venezolanos que no todos los españoles son como Zapatero y critica a Valenciano (PSOE) por justificar el cierre

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Medio centenar de venezolanos y españoles convocados por Nuevas Generaciones del Partido Popular protestaron hoy frente a la Embajada de Venezuela en Madrid por el cierre de Radio Caracas Televisión. Además, criticaron al Gobierno español por ser un "claro aliado internacional" del Gobierno "antidemocrático" de Hugo Chávez y al PSOE por justificar el cierre como una "decisión administrativa".

El presidente de las Nuevas Generaciones del PP, Nacho Uriarte, trasladó a todos los venezolanos su "apoyo, solidaridad, y cercanía" en su defensa de la libertad de expresión. "No todos los españoles somos como Rodríguez Zapatero, como el PSOE o como el Gobierno de España. Nos sentimos cercanos al pueblo venezolano y queremos defender con ellos la libertad", indicó Uriarte a los medios.

Así, tras asegurar que no se puede mirar hacia otro lado ante la "revolución de libertad" que se está viviendo en este momento en las calles de Venezuela, Uriarte destacó la lección que están dando los jóvenes venezolanos al resto de Latinoamérica, a Europa y al mundo al defender sus intereses y la libertad de expresión en un país que se está viendo "sometido por un régimen como el de Hugo Chávez".

Además, Uriarte consideró que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero debería haber reaccionado de alguna manera ante lo ocurrido con RCTV y aprovechó la ocasión para criticar a la responsable de temas internacionales del PSOE, Elena Valenciano, quien aseguró recientemente que el cierre de la cadena de televisión fue una "decisión administrativa" de Chávez.

Si bien es cierto que la vicepresidente del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, mostró ayer cierta "preocupación" por lo ocurrido en Venezuela, para Uriarte el problema es que "el Gobierno de Venezuela es un claro aliado internacional del PSOE y del Gobierno de España". "Espero que llegue el día en que los españoles podamos ver aliados internacionales mucho más importantes", concluyó.

Los manifestantes, tanto españoles como venezolanos, desplegaron varias pancartas frente a las puertas de la Embajada en Madrid en las que se podía leer: "Venezuela, Patria, Socialismo... y muerte de la libertad de expresión y la democracia", "Libertad frente a la Mordaza: Venezuela resiste", firmada por Nuevas Generaciones del PP, "Que no callen vuestras voces" o "ZP es tu socio, reacciona".

Por su parte, Carlos Clemente, viceconsejero de Inmigración del Gobierno de la Comunidad de Madrid, expresó su apoyo a todos los venezolanos que sufren la falta de libertades en un país hermano como Venezuela, en su lucha por la defensa de la libertad de expresión, por la persona y por los Derechos Humanos lucha que, según dijo, "parece que el Gobierno de España no quiere ver".

"Si el Gobierno de España rectifica va a tener siempre al lado a la Comunidad de Madrid apoyando esos procesos de libertad", añadió Clemente, quien transmitió un mensaje de "aliento" a los miles de venezolanos que se han visto obligados a emigrar a Madrid ante la falta de libertad y de oportunidades que les ofrece el "gobierno antidemocrático de Chávez".

En otro momento, el presidente de la Plataforma Democrática Venezolanos en Madrid, William Cárdenas, también criticó la falta de sensibilidad mostrada por Zapatero al apoyar a "gobiernos populistas revolucionarios" como el de Hugo Chávez, y condenó las declaraciones de Elena Valenciano al respecto. "Repudiamos estas acciones del régimen dictatorial y totalitario de Hugo Chávez", subrayó.

Por último, anunció la convocatoria para este jueves de una nueva manifestación frente a la Casa de América. "Estamos absolutamente seguros de que con la solidaridad del pueblo español podremos lograr la victoria en esta lucha que por la libertad, la democracia y las instituciones que permiten al hombre vivir en un régimen de respeto a los Derechos Humanos y a las libertades públicas", concluyó.