12 de noviembre de 2007

Venezuela.- Moragas afirma que quien "siembra relaciones" con Chávez acaba "recogiendo estas tempestades"

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Relaciones Exteriores del PP, Jorge Moragas, afirmó hoy en relación con el incidente protagonizado entre el presidente venezolano, Hugo Chávez, y el Rey Don Juan Carlos en la clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana, que "quien siembra relaciones con este tipo de dirigentes" al final acaba recogiendo "este tipo de tempestades".

En declaraciones al programa 'Espejo Público' de Antena 3, recogidas por Europa Press, Moragas afirmó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, empezó a "sembrar estas tempestades que ahora recogemos" en marzo de 2005, cuando viajó a Caracas en marzo de 2005 para suscribir un acuerdo de cooperación en materia de defensa, "en contra de la sugerencia" del Partido Popular", y se dirigió "a la Asamblea Nacional venezolana ensalzando y elogiando el papel integrador, en los términos literales que utilizó Zapatero en Caracas, de Hugo Chávez con su proyecto bolivariano".

"Desde el Partido Popular llevamos tiempo criticando, creo que con razón, la deriva de la política exterior española", prosiguió. "Quien siembra este tipo de relaciones con este tipo de dirigentes al final acaba recogiendo precisamente este tipo de consecuencias", aseveró.

Moragas afirmó que el agradecimiento expresado a Zapatero por el ex presidente José María Aznar es propio de "alguien que se comporta educadamente ya que, como bien dijo Zapatero, lo cortés no quita lo valiente". Asimismo, declaró que "la respuesta en ese preciso momento de Zapatero" en defensa de su predecesor "fue adecuada y bien medida, pero llegó tarde".

"Nosotros también tenemos que intentar explicar a los españoles cómo se construye una política exterior que se traduzca en una defensa efectiva de los intereses generales de España", prosiguió el secretario de Relaciones Exteriores del PP. "Estaríamos haciendo dejación de nuestra obligación constitucional de fiscalizar y corregir en la medida de lo posible la política exterior de nuestro país si nos quedásemos callados", añadió.

A su juicio, "la patada que dio al tablero de las cumbres iberoamericanas Hugo Chávez es muy preocupante para el interés general de España". "Además llueve sobre mojado, las críticas a las empresas españolas no se produjeron ayer por primera vez", prosiguió Moragas.

"Precisamente este verano, la vicepresidenta (María Teresa) Fernández de la Vega se encontraba en Nicaragua suscribiendo un acuerdo de formalización de la comisión mixta de coooperación con Nicaragua y ante el propio presidente (nicaragüense, Daniel) Ortega, y el presidente Ortega cargó contra una empresa española, Unión Fenosa", declaró. "Eso se produjo el mismo día en que el presidente (Rafael) Correa desde Ecuador decía literalmente que las empresas españolas 'se van a enterar' con él", agregó.