10 de diciembre de 2007

Venezuela- Moratinos dice que saludo entre Chávez y el Príncipe fue "positivo" y que trabaja para que nadie pida excusas

BRUSELAS, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, dijo hoy que el saludo que intercambiaron anoche en Buenos Aires el Príncipe Felipe y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, fue "positivo" y reafirmó su disposición a trabajar para crear una "atmósfera positiva" entre España y Venezuela "sin que nadie tenga que pedir excusas" .

En rueda de prensa al término del Consejo de Asuntos Exteriores en el que participó este lunes, Moratinos indicó que "se vieron el presidente Chávez con el Príncipe y con la secretaria de Estado (para Iberoamérica, Trinidad Jiménez) y, según parece, la conversación y el saludo fue positivo".

El saludo tuvo lugar anoche, poco antes de la cena de gala que el presidente argentino, Néstor Kirchner, ofreció en Buenos Aires a las delegaciones extranjeras que asisten a la ceremonia del traspaso de mando a su esposa, Cristina Fernández. Posteriormente, la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, conversó con Chávez.

Además de lo que ocurrió anoche, Moratinos se refirió a "los contactos que pueda haber en el curso de la mañana o esta tarde". "La manera en que se puedan saludar o ver será siempre dentro de la atmósfera de respeto y de cordialidad, correcta y normal", que, dijo, "es lo que queremos que se siga desarrollando".

Moratinos comprendió que "se quiera mantener una situación de conflicto y de tensión" entre España y Venezuela por lo ocurrido en la clausura de la Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile entre el Rey y Chávez. No obstante, afirmó que "mi responsabilidad como ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España es resolver los problemas, y resolver los problemas es buscar cualquier mecanismo para crear una atmósfera más positiva sin que nadie tenga que pedir excusas y nadie tenga que hacer ningún tipo de gesto negativo".

Se trata, añadió, "simplemente de buscar una salida para que este desencuentro que se produjo entre España y Venezuela pueda ser superado".

Por el contrario, consideró que "seguir alimentado la polémica al final no beneficia a la solución de una relación que tiene que ser positiva, ya que los dos países tienen muchos lazos históricos, de presente y de futuro, y no hay que olvidar que tenemos importantes intereses en Venezuela que hay que saber defenderlos lo mejor posible".