13 de junio de 2006

Venezuela.- Moratinos ofrece "patrocinar" en Madrid un seminario que reúna a todas las fuerzas políticas venezolanas

Defiende la política del Gobierno con Cuba, Bolivia y Venezuela y reclama consenso al PP

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, se declaró hoy dispuesto a "movilizar" los recursos necesarios para favorecer que las próximas elecciones presidenciales en Venezuela, previstas para el próximo 3 de diciembre, "se celebren con la mayor garantía y la plena transparencia", ofreciendo la posibilidad de que su Ministerio "patrocine" un seminario en Madrid para el encuentro de todas las fuerzas políticas venezolanas.

Durante una comparecencia en la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado, Moratinos explicó que esta iniciativa ya se ha estudiado con la Cámara y dio a entender que sería ésta la encargada de organizar el seminario. "El Gobierno podría apoyar esta iniciativa, podría ser a principios de otoño", prosiguió, precisando que la finalidad del encuentro sería "ayudar al diálogo, comprensión y entendimiento entre las fuerzas políticas venezolanas" y "animar" a que participen en el proceso electoral.

De hecho, Moratinos apuntó que si el Parlamento venezolano es "monocolor" y "un partido único", como dice el PP, es porque las demás fuerzas no se presentaron a las elecciones legislativas. En este sentido dejó claro su deseo de que la situación no se repita en las presidenciales de diciembre.

CUBA, BOLIVIA Y VENEZUELA

Así, pidió a los senadores su apoyo para promover que las elecciones se celebren con garantías. "El Ministerio está dispuesto a ayudar a cualquier iniciativa que sea positiva para ir solicitando a las autoridades venezolanas que haya plena transparencia y buena colaboración en el establecimiento del Consejo Electoral venezolano y todo el proceso electoral", dijo el ministro, añadiendo que "si hace falta hacer algún tipo de gestión diplomática, se hará".

Moratinos respondió así a las críticas de los senadores del PP y el PNV, Dionisio García Carnero e Iñaki Anasagasti, respectivamente, sobre la situación en Venezuela y la política del Gobierno al respecto. Ambos tacharon de fraudulento el sistema electoral venezolano y concretamente Anasagasti le dijo al ministro que, aunque él "podría ser una persona muy voluntariosa, si tiene una piedra en el zapato no va a poder avanzar ni 10 metros".

García Carnero, por su parte, acusó al Gobierno de haber hecho "gestos" de complacencia con el presidente del país, Hugo Chávez, y "ni uno solo de desagrado o de condena". El senador 'popular' incidió en que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero tiene una política "errática" y complaciente con Cuba, Bolivia y Venezuela cuando, a su juicio, son tres países "clave" que están conformando un eje populista que es "la principal preocupación de la región".

A su juicio, no se trata de "romper relaciones" con ningún país, pero sí de "denunciar públicamente" y "hacer exigencias de corrección a los gobiernos". En la misma línea situó su preocupación por el caso de Bolivia. "La imagen de Evo Morales, del indigenismo al poder, y de los que nunca han contado, es una imagen ciertamente conmovedora y enternecedora y genera hasta simpatías, pero bien sabe su señoría que detrás hay movimientos muy ideologizados de izquierda radical, revolucionaria, y que no son precisamente inditos", argumentó. "Quizá es peor el remedio que la enfermedad y este tipo de populismo no va a conducir a nada bueno", añadió.

Moratinos, en cambio, defendió la política del Gobierno español hacia estos tres países, considerando que ha servido para defender los intereses españoles y el reforzamiento de la democracia, y emplazó al senador 'popular' a proponer alternativas, destacando que, por ejemplo, en el caso de Cuba las sanciones promovidas por el Gobierno del PP en la Unión Europea "no dieron ningún resultado".

En la misma línea, defendió que la política del Gobierno español ha permitido mejorar "la interlocución" con los gobiernos de la región y pidió a los partidos de oposición un "consenso básico interno".

CUBA, ESCASOS AVANCES

En relación con Cuba, el ministro admitió que la política de 'diálogo crítico' "no ha dado todos los resultados que queríamos" y que la evolución del último año y medio no es la que habría "deseado", pero insistió en que el régimen ha excarcelado a 14 miembros del grupo de los 75 disidentes cuyo encarcelamiento dio lugar a las sanciones y se han "vertebrado mejor" los grupos de oposición interna.

Para el senador 'popular', en cambio, después de un año y medio es evidente que esta política no ha dado resultado y el Gobierno español "se devalúa" cuando defiende ante la UE a La Habana.

Moratinos dijo ante la Comisión que las líneas básicas de la política iberoamericana son el compromiso con la democracia, apoyar el crecimiento sostenible y fortalecer las instituciones, así como respaldar la integración y contribuir a superar las tensiones regionales. En este punto, afirmó que el Gobierno ha desempeñado tareas de "buenos oficios" entre Colombia y Venezuela y entre Argentina y Uruguay.

Aseguró además que el Gobierno mantiene "consultas frecuentes con Estados Unidos sobre América Latina para establecer una relación de confianza e implicar más intensamente a Estados Unidos en los problemas de la región", en la que es el principal inversor.

INDEMNIZACION A ESPAÑOLES EN VENEZUELA

El ministro se refirió, por último, a los españoles con tierras expropiadas en el Estado venezolano de Yaracuy que no han cobrado aún las indemnizaciones. Según explicó, se trata de "un proceso" en el que la Embajada y el Consulado españoles en el país sudamericano están trabajando para que los pagos se hagan efectivos.

"La interlocución que tenemos con las autoridades venezolanas es la que permitirá que se hagan efectivos los pagos", declaró convencido Moratinos. En virtud del acuerdo alcanzado, los expropiados tienen que recibir 3,1 millones de dólares (unos 2,4 millones de euros). El acuerdo del 1 de mayo estipuló que en menos de 20 días ya habrían percibido el 80% del pago.