6 de abril de 2014

La MUD advierte de que el diálogo "solo será útil si el Gobierno se compromete sinceramente"

La MUD advierte de que el diálogo "solo será útil si el Gobierno se compromete sinceramente"
MUD

CARACAS, 6 Abr. (Notimérica/EP) -

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha advertido de que el diálogo para solucionar la crisis que vive Venezuela "solo será útil si el Gobierno se compromete sinceramente", al tiempo que ha propuesto como mediadores a otros países de la región y al Vaticano.

"La nueva visita anunciada por los cancilleres (ministros de Exteriores) suramericanos, a cuyo interés en Venezuela hemos dado la bienvenida, será útil si el Gobierno se compromete sinceramente con el diálogo", ha dicho en un comunicado difundido este domingo.

La coalición opositora ha recordado que el Gobierno, "tenazmente agresivo en las palabras y en los modos y cuyo objetivo abierto de imponer una hegemonía ideológica contraria a la Constitución, es, sin embargo, de piel sensibilísima".

"Como varios gobiernos amigos han podido comprobar, es intolerante a la menor diferencia y, desde luego, a la crítica. No entiende que diálogo no es ni puede ser rendición", ha señalado, en alusión a los numerosos desencuentros de Venezuela con algunos de sus vecinos.

Así, ha ratificado que "está por un diálogo respetuoso, a la vista de todo el país, con una agenda acordada y con la presencia de un tercero de buena fe, nacional o internacional, que garantice, facilite y, en caso de ser necesario, medie para que sea fructífero".

A este respecto, ha celebrado "la disponibilidad anunciada por el Vaticano para ayudar en Venezuela" la considerar que, por su "autoridad moral y peso internacional indiscutibles", "completaría la fortaleza y apuntalaría la credibilidad del diálogo a los ojos de todos los venezolanos y del mundo".

La MUD también ha considerado "valiosa" la presencia de otros países de la región, aunque "no ignora las consecuencias de sus relaciones con el Gobierno venezolano y los intereses que éstas pueden generar". "Pero compartimos con ellos la aspiración de una América del Sur estable, próspera y democrática", ha dicho.

VISITA DE UNASUR

Está previsto que un grupo de siete ministros de Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), según ha confirmado el venezolano, Elías Jaua, esté entre el lunes y el martes en Venezuela para favorecer el diálogo nacional.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, confirmó el pasado viernes que, junto a sus homólogos brasileño y colombiana, Luiz Alberto Figueiredo y María Ángela Holguín, respectivamente, serán los encargados de ejercer directamente las funciones de mediación.

En el marco de la visita que los cancilleres de UNASUR realizaron a Venezuela la semana pasada, Gobierno y MUD aceptaron sentarse de una vez por todas a la mesa de negociaciones bajo el auspicio de "un tercero de buena fe", pero faltan por concretar los detalles.

De esta forma parecer que el diálogo podría materializarse, después de los numerosos llamamientos que el Gobierno ha realizado a la oposición y que ésta ha rechazado exigiendo como requisitos previos el fin de la represión de las protestas, la liberación de los detenidos en las mismas y el desarme de los grupos de civiles.

Los principales obstáculos son la negativa de la MUD a que UNASUR ejerza de mediadora en el diálogo, aunque no se ha opuesto a que allane el camino a la mesa de negociaciones, así como la oposición de algunos de sus principales líderes a hablar con el Gobierno sin unas "condiciones mínimas".

CRISIS VENEZOLANA

La crisis política en Venezuela estalló el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado al menos 39 muertos, 608 heridos y 192 detenidos.

Desde entonces, opositores y oficialistas han marchado a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.

La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.

UNASUR fue un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.