12 de febrero de 2008

Venezuela.- Nueve embajadores, entre ellos el de España, entregan sus cartas credenciales al presidente Chávez

CARACAS, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Nueve embajadores de España, Suiza, México, Japón, Grecia, Canadá, Polonia, Ecuador y China, entregaron ayer por la tarde (madrugada de hoy, hora peninsular) las cartas credenciales al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en un acto celebrado en el Palacio Blanco, ubicado frente a Miraflores.

El ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, recibió a los diplomáticos y les acompañó hasta el interior de la sede del gobierno venezolano. El primer embajador en llegar al Palacio fue Dámaso de Lario Ramírez, el nuevo embajador español, según indicó la Agencia Bolivariana de Noticias.

El resto de los embajadores son Armin Ritz, de Suiza; Jesús Mario Chacón, de México, Shuji Shimokoji, de Japón Efstathios Daras, de grecia, Perry Calderwood, de Canadá; Krzysztof Jacek Hinz, de Polonia; René Vargas Pozzos, de Ecuador y Zhang Tuo, de China.

"Nos da mucho gusto darles la bienvenida a Venezuela, país que al igual que aquellos países queridos y representados por ustedes, ha decidido, en buena hora, reconstruirse", indicó Chávez. "En esa tarea estamos nosotros. Reconstruyendo un país que ha sido azotado por muchas plagas, durante mucho tiempo", comentó el presidente.

DECLARACIONES DE CHÁVEZ

En el marco de la presentación de cartas credenciales, Chávez reiteró su planteamiento en cuanto a que el Gobierno Bolivariano está en la mira de un conjunto de intereses muy poderosos y afirmó que esa es la causa de que se le acuse de "desestabilizar el continente, financiar campañas electorales en otros países", y hasta de propiciar un paraíso para el narcotráfico y el terrorismo.

El mandatario afirmó así mismo estar seguro de que los embajadores presentes, animados por el buen sentido y la buena voluntad, son conscientes de que lo único que quiere Venezuela es ser una nación libre. Chávez enfatizó también que el Gobierno Bolivariano ha expresado su respeto incluso por países con sistemas políticos muy distintos a Venezuela, tales como los "regímenes monárquicos de España y Japón".

"A todos les respetamos sus instituciones y costumbres, pero igual pedimos que a nosotros se nos respete", manifestó el presidente. Además, expresó su satisfacción por escuchar al embajador japonés decir que por primera vez ha salido un barco con petróleo venezolano para la nación asiática y agregó que el envío de petróleo a China ha alcanzado los 500 mil barriles diarios "y vamos rumbo al millón de barriles".

El jefe de Estado venezolano ratificó también su interés en seguir trabajando, a pesar de cuanto se diga, para lograr la liberación de todas las personas que se encuentran en las montañas de Colombia, en manos de las FARC.