19 de octubre de 2007

Venezuela.- Los obispos venezolanos se oponen al texto de la reforma constitucional de Hugo Chávez

CARACAS, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Conferencia Episcopal de Venezuela manifestó hoy su oposición al contenido de la reforma constitucional, entre otras cosas, por el aumento de la concentración de poder en manos del Presidente, los límites del pluralismo y los peligros que el proyecto conlleva para la convivencia entre los venezolanos.

El obispo de San Carlos, en el Estado de Cojedes, Monseñor Tomás Zarraga, indicó que consideran que la magnitud de los cambios va más allá de una mera reforma de la Carta Magna, informó hoy el diario venezolano 'El Nacional'.

"El proyecto presentado, debido a la radicalidad y profundidad de sus proposiciones, afecta a la estructura del Estado, por lo que va más allá de una reforma. La proposición de un Estado socialista es contraria a la Constitución Nacional, excluye a aquellos que puedan no compartir las ideas socialistas", dijo el obispo de San Carlos.

El clero venezolano ve con recelo la reelección indefinida ya que opinan que el Presidente puede ser reelegido de forma continuada al tiempo que tiene nuevos poderes dentro del ámbito político y económico.

A pesar de las objeciones, los obispos se negaron a inclinarse por una opción en el referéndum y pidieron a los venezolanos que tomen una decisión después de meditar las consecuencias de estos cambios. En cuanto al poder popular, el texto de la Conferencia Episcopal venezolana dice que éste resulta mermado mientras el Ejecutivo adquiere más facultades, ya que en la reforma se establece que las organizaciones de bases deben estar organizadas, inscritas y supervisadas desde el poder central.

Aunque consideraron positivo el concurso de partidos socialistas dentro de las democracias, también cuestionaron el proyecto socialista que se desea instaurar en Venezuela, porque no creen que todo un país deba dirigirse hacia un proyecto particular de partido. Subrayaron además, que esto excluye a los sectores que no compartan una visión marxista.

También cuestionaron el proyecto socialista que se desea instaurar en el país, consideran positivo el concurso de partidos socialistas dentro de las democracias, pero no que todo un país se dirija hacia un proyecto particular de un partido. Subrayan que esto excluye a los sectores que no compartan una visión marxista.

Si bien los obispos se negaron a inclinarse abiertamente por una opción en el referéndum, pidieron a los venezolanos a que tomen una decisión tras meditar las consecuencias de los cambios.