18 de marzo de 2006

Venezuela.- La OEA solicita unificar esfuerzos contra el tráfico humano tras una reunión en la Isla de la Margarita

CARACAS, 18 Mar. (EP/AP) -

El subsecretario general de la OEA, Albert R. Ramdin, instó el viernes a la comunidad internacional a incrementar la cooperación y desarrollar legislaciones comunes para frenar el tráfico de personas con propósitos de explotación sexual y trabajo forzado.

"La trata de personas exige no sólo la máxima atención de la comunidad internacional, sino también de las autoridades nacionales de los países de origen, tránsito y destino, con un marco legal común para todos", declaró Ramdin a la prensa en la Isla de Margarita, al noreste de Caracas, sede de la I Reunión de Autoridades Nacionales en Materia de Tráfico de Personas.

Randim, en el acto de clausura del encuentro, realizado en la Isla de Margarita, entre el 14 y 17 de marzo, indicó que lo más importante es reconocer "que existe una responsabilidad compartida y ello incluye a los países de origen, tránsito y de destino, pero debemos encararlo con el objetivo de fortalecer y fomentar la cooperación internacional".

Advirtió que para tener éxito en esta lucha, "no podemos encararlo el problema sólo desde la perspectiva punitiva, es necesario también comprender las causas de fondo, las raíces del problema que pueden diferir de un país a otro, de una región a otra".

Los expertos citan entre los factores que facilitan el tráfico ilegal de personas a los bajos salarios y el desempleo que fuerzan a miles a buscar empleo en el extranjero, lo que perpetúa su vulnerabilidad a la explotación.

En el encuentro se discutió en particular el trato que se le da a en cada país a esta materia, cuáles son los vacíos legales que existen y se dieron los primeros pasos en la búsqueda de unificar la legislación del continente para combatir ese flagelo, informaron los organizadores en un comunicado.

"La mayoría de estas personas, las víctimas, por lo general son tratadas como criminales en los países de destino, luego son deportadas y casi siempre nadie se ocupa de castigar a los que se benefician del tráfico de personas", comentó la directora de Prevención del Delito del Misterio de Interior y Justicia de Venezuela, Lilian Aya.

"Esta conferencia demostró que los gobiernos del continente estamos trabajando en función de combatir estas situaciones, para que a su vez, podamos hablar de un control del problema de la trata de seres humanos", añadió la funcionario.