7 de marzo de 2014

Venezuela excluye a Panamá de la entrega de divisas

Venezuela excluye a Panamá de la entrega de divisas
AVN

CARACAS, 7 Mar. (Notimérica/EP) -

   El ministro de Petróleo y Minería de Venezuela, Rafael Ramírez, ha anunciado este viernes la exclusión de Panamá de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), como parte de las medidas adoptadas como consecuencia de la ruptura de las relaciones bilaterales.

   Ello implica que los venezolanos que deseen viajar a Panamá ya no podrán solicitar divisas al Cadivi, porque el país centroamericano ha sido expulsado del listado de destinos autorizados, según informa el diario venezolano 'El Nacional'.

   Ramírez ha recordado que Venezuela ha denunciado en numerosas ocasiones que Panamá es utilizado como mecanismo de triangulación. "Se trata de ocultar a través del Canal de Panamá el verdadero origen de los productos que se han importado", ha dicho.

   Interrogado sobre la ruptura de las relaciones bilaterales, ha considerado que "es una decisión justa del Gobierno venezolano". "No aceptamos injerencia de ningún país en nuestros asuntos internos", ha insistido.

   Además, el también presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) ha asegurado que "no habrá el mínimo problema para el país por la ruptura de las relaciones con Panamá".

RUPTURA DE RELACIONES

   El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció el pasado miércoles que, "frente a la conspiración abierta", había decidido "romper relaciones políticas y diplomáticas y congelar las relaciones comerciales con el Gobierno de Panamá en defensa de la soberanía de la patria venezolana".

   El jefe de Estado detalló después que la ruptura de relaciones comerciales supondrá también "la suspensión del proceso de revisión de una presunta deuda en dólares de empresas privadas venezolanas con exportadores de la Zona Libre de Colón, donde se han detectado graves irregularidades que se seguirán investigando a nivel penal".

   Maduro explicó que "hay maniobras por parte del Gobierno de Estados Unidos en conchupancia con un Gobierno lacayo, de un presidente que ya en los próximos meses se va, de derecha, que no es digno de su pueblo, que ha estado actuando activamente contra Venezuela". "Se trata del presidente de Panamá", señaló.

DEBATE EN LA OEA

   El líder 'chavista' tomó esta decisión después de que Panamá, a través de su embajador en la Organización de Estados Americanos (OEA), Arturo Vallarino, insistiera en convocar una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para abordar la crisis en Venezuela.

   El secretario general de la OEA, José Miguel, Insulza, ha considerado que lo más probable, es que no se celebre, debido a la oposición de Venezuela y sus aliados, subrayando que no ha habido ruptura del orden democrático.

   "En este momento no hay razón para aplicar los instrumentos de la OEA porque no se ha presentado un rompimiento de la democracia", ha dicho en un foro celebrado en Washington por el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS).

   Estaba previsto que el Consejo Permanente de la OEA celebrara una sesión extraordinaria el pasado jueves para abordar la crisis política en Venezuela y, en caso de ser necesario, convocar una reunión de consulta de los ministros de Exteriores.

   Sin embargo, el embajador de Venezuela en la OEA, Roy Chaderton, pidió al bloque hemisférico que dejara sin efecto dicha convocatoria "puesto que la misma fue efectuada en ausencia del presidente del Consejo Permanente, Pedro Vergés Ciman, en contravención del artículo 6".

UNASUR VS OEA

   El ministro de Exteriores de Venezuela, Elías Jaua, ya anunció que el Gobierno acudiría a la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) para debatir la crisis política porque es "más eficiente" que otras organizaciones regionales para "desactivar golpes" de Estado.

   El jefe de la diplomacia venezolana se refirió así a la OEA. Caracas ha denunciado en numerosas ocasiones la supuesta parcialidad de la OEA al debatir las crisis políticas regionales porque --según argumenta-- está a las órdenes de la Casa Blanca.

   La crisis política en Venezuela se desató el 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado al menos 50 muertos y cientos de heridos y detenidos.