8 de mayo de 2013

El Parlamento de Miranda llevará a Capriles ante el TSJ para aclarar si puede declarar su "falta absoluta"

CARACAS, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Legislativo de Miranda, el estado que gobierna el líder opositor venezolano, Henrique Capriles Radonksi, ha anunciado este martes que va a interponer un recurso de interpretación ante la Sala Constitucional del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) con el fin de contemplar la declaración de la "falta absoluta" de éste como gobernador del estado, debido a su "ausencia".

El recurso, propuesto por los parlamentarios del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ha sido respaldado por la cámara. Según ha indicado la presidenta de la misma, Aurora Morales, miembro del PSUV, Capriles es un gobernador virtual porque "no lo vemos en tierra mirandina gobernando ni gestionando, sobre todo los problemas de seguridad ciudadana".

"Él no puede evadir su responsabilidad", ha subrayado. "La posición asumida por Capriles va en detrimento de las condiciones de vida de los mirandinos, lo cual se evidencia en el deterioro de la infraestructura de educación, salud, vialidad, deporte y servicios públicos, así como el incremento de los índices de inseguridad, constituyéndose esto en el abandono de las atribuciones inherentes al cargo para que fue electo", ha argumentado.

Según Morales, "el gobernador irresponsable se acostumbró a ser candidato presidencial", desde hace dos años y medio, y suele realizar apariciones en lugares que van más allá de los límites del estado y en ocasiones fuera del territorio nacional.

El procedimiento judicial, que se sustenta en el artículo 67 de la Constitución del estado de Miranda y en el 233 de la Constitución de Venezuela, busca aclarar las dudas y que la Sala Constitucional del TSJ oriente a la Cámara sobre el "debido procedimiento" a seguir para declarar la falta absoluta de Capriles como gobernador.

En el documento que se va a presentar, recogido por el portal Noticias.24, el Parlamento de Miranda incide en que la Constitución mirandina "no establece los supuestos sobre los cuales debe considerarse la falta absoluta del gobernador o gobernadora y no regula con determinación cuáles son los supuestos fácticos que encuadran dicha figura".

En su argumentario, subraya que "la ausencia del máximo mandatario regional se ha traducido en el detrimento generalizado de las condiciones de vida del pueblo mirandino" lo que constituye "el abandono de las atribuciones inherentes al cargo para el cual fue electo".