10 de mayo de 2007

Venezuela.- El partido opositor Primero Justicia reitera su apoyo al alcalde Henrique Capriles Radonski

CARACAS, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El partido opositor Primero Justicia rechazó este miércoles la decisión de la Corte de Apelaciones de Caracas de anular la sentencia que absolvió al alcalde Henrique Capriles Radonski por los sucesos ocurridos en el Embajada de Cuba en el año 2002.

La Junta Directiva, concejales y militantes se ataron las manos en una protesta simbólica contra dicha decisión. Carlos Ocariz destacó que el alcalde está siendo perseguido judicialmente y enfatizó que la Fiscalía insiste en un caso a pesar de no tener pruebas.

"Henrique está siendo perseguido. Es un capricho del Gobierno o una deuda con los cubanos. Pero, como lo dijo él, ni se va del país ni Primero Justicia va a reducir su lucha. Nos tumban, nos paramos", afirmó Ocariz, secretario general de Primero Justicia.

Por su parte, el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, aseguró que su país respeta y confía en la justicia venezolana y está seguro de que no se permitirá la impunidad de un hecho tan grave como fue el asalto a su embajada en abril de 2002.

Así lo expuso Pérez Roque en la rueda de prensa conjunta con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, en el marco de la firma del acta final de la XI Reunión de Consulta Política Cuba-Venezuela realizada en la Casa Amarilla.

La Sala 8 de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, a cargo de los jueces superiores Zinnia Briceño, Nereida González y Ana Villavicencio, revocó la libertad al alcalde del municipio Baruta, estado Miranda, Henrique Capriles.

Por su parte, Maduro indicó que Capriles Radonski tiene que responder ante la justicia pues consideró que "fue demasiado grave la violación que se cometió contra el derecho internacional y la amenaza a la vida de los familiares y funcionarios diplomáticos de Cuba".

Capriles Radonski irá nuevamente a juicio en un tribunal distinto al que lo absolvió, por la comisión de los presuntos delitos de intimidación pública, daños a la propiedad, violencia privada, violación de principios internacionales y violación de domicilio.