23 de marzo de 2006

Venezuela.- Político crítico con Hugo Chávez ve en su nombramiento como embajador ante la ONU "una muestra de apertura"

Arias reconoce haber "tenido diferencias" con Chávez pero coincidir con él "en cuanto al bolivarianismo y política exterior" venezolana

CARACAS, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El nuevo embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas, Francisco Arias Cárdenas, consideró su nombramiento "una muestra de apertura" dada por el Gobierno venezolano en favor del diálogo entre los venezolano y puntualizó que él nunca traicionó al presidente Hugo Chávez, con quien reconoció haber "tenido diferencias" pero tener "coincidencia absoluta y total en cuanto al bolivarianismo y política exterior" venezolana.

"El Gobierno está dando una muestra de apertura, el Gobierno está dando una muestra de magnanimidad que necesita el país y no tanto esto de que tu vives y yo muero o tu mueres y yo vivo, el país necesita reencontrarse y reencontrarse en torno a sus ideales y en torno a sus principios y los términos de destrucción y descalificación no son propicios para este momento", sentenció tras la reunión con la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional.

Respecto al hecho de que, en algunos momentos de su trayectoria política, se mostró crítico con la Administración Chávez, el nuevo embajador dijo: "yo tuve diferencias con el Gobierno nacional, las manifesté públicamente, a partir del 2002 yo fui demarcándome de las acciones y de la conducción de la oposición, este encuentro es un encuentro que tiene bastante tiempo de estarse dando, se ha dado con prudencia, con paciencia, como se deben dar los acuerdos, como se deben dar las relaciones".

"Sencillamente, estamos retornando a nuestra casa, porque aquí nacimos, de este proceso nacimos a la vida política y si en algún momento confrontamos y establecimos dificultades, nunca me inscribí en AD (Acción Democrática) o Copei (Comité de Organización Política Electoral Independiente)", partidos ambos de oposición.

El ex comandante apuntó que su nombramiento en este momento "es una responsabilidad y una responsabilidad bien difícil, en momentos de señalamientos, en momentos de agresiones y que la vamos a manejar con firmeza, con serenidad y con nuestra propia capacidad dentro de esta dificultad".

"Lo que sí anhelo y deseo es que nuestra misión, y nuestro trabajo sea el primer elemento para frenar cualquier intento de agresión contra nuestro país y contra las decisiones internas de nuestro país para llevar adelante los cambios", resaltó Arias, para quien "es un puesto de altas responsabilidades y vamos a esforzarnos por estar a la altura de los requerimientos".

Cárdenas destacó que otras señales que pueden observarse son la apertura mostrada por el Gobierno con la Iglesia Católica y el proceso de diálogo con otros factores políticos del país, aunque no detalló cuales.

"Hay muchos otras indicaciones de amplitud, el propio discurso del presidente, la conversación, las negociaciones que se están dando, los acuerdos con propietarios de tierras van en esa dirección, yo creo que por ahí se debe estar caminando, el diálogo que se ha reabierto con la Iglesia, es una señal, es un signo", puntualizó Arias, según información de 'Unión Radio' recogida por Europa Press.