9 de mayo de 2007

Venezuela.- El PP critica actitud del Gobierno ante secuestros y Moratinos les acusa de poner en peligro vida de rehenes

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El PP denunció hoy en el Senado la actitud del Gobierno ante los últimos secuestros de empresarios españoles en Venezuela, al tiempo que el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, acusó a los 'populares' de estar poniendo "en peligro" la vida de esos rehenes ya que los familiares han pedido "discreción".

En la sesión de control al Gobierno en la Cámara Alta, el senador del Grupo Popular Dionisio García Carnero criticó que el Ejecutivo considere "normal" la amenaza para los españoles residentes en Venezuela y lamentó que el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, estuviera ayer en Venezuela y no tuviera tiempo de entrevistarse con los familiares de los secuestrados, mientras que sí vio al vicepresidente venezolano, Jorge Rodríguez, para agradecerle los "esfuerzos" que su gobierno hacía en favor de los españoles.

Moratinos le pidió "extremada prudencia" cuando habla de españoles secuestrados y le reprochó que su intervención había sido de "enorme imprudencia" porque estaba "poniendo en peligro la vida de estos secuestrados". El jefe de la diplomacia española aseguró que los familiares de estos rehenes habían pedido al Ejecutivo "respeto, discreción y trabajo, que es lo que está haciendo este Gobierno".

"Ayer el ministro Caldera estuvo trabajando para obtener la liberación lo más rápidamente posible" de los dos empresarios gallegos que siguen secuestrados en este país, Nicolás Alberto Cid Souto, de 76 años y natural de Orense, y Francisco Muradás, oriundo de Forcarei (Pontevedra) y de 65 años. Asimismo, pidió al PP que "no haga de la situación de los españoles en Venezuela un elemento de crítica al régimen del señor Chaves" ni un "arma arrojadiza" contra el Ejecutivo español.

El ministro aseveró que la "mejor manera" de defender a los españoles residentes en Venezuela, "especialmente cuando sufren secuestros" es cooperando plenamente con "las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas", lo que "es posible", dijo, "gracias también a las buenas relaciones diplomáticas" entre Venezuela y España que "han permitido hasta la fecha resolver satisfactoriamente todos los problemas sociales o de seguridad que han afectado" a los españoles residentes en el país.

"NO EXISTE UNA ALARMA ESPECIAL", SEGÚN EL GOBIERNO

Por otra parte, consideró que "no existe una especial situación de alarma para los ciudadanos españoles residentes en Venezuela, más allá de la que ha caracterizado" a este país "desde hace muchos años", aunque admitió que en las últimas semanas se había producido "algún pico de mayor inseguridad política".

García Carnero calificó de "ofensivas" las declaraciones del ministro y afirmó que el representante de los españoles del centro cultural español Cervantes en el estado de Anzoátegui sintió "vergüenza" por la intervención de Moratinos hace unas semanas en el Senado donde afirmó que las colas ante el consulado español en Caracas se debían en gran parte a que acudían a hacerse el pasaporte electrónico para viajar de vacaciones a Estados Unidos.

El diputado del PP pidió a Moratinos que le diga que la situación para los españoles en Venezuela es "normal" a Antonio Ruiz Zapata, natural de La Palma, de 72 años y que estuvo "secuestrado durante 74 días hasta que su familia pagó el rescate y que hace más de tres meses que tiene sus propiedades industriales invadido y custodiado por el Ejército de Chávez y que lleva dos meses intentado que le reciba el embajador" de España en Venezuela.