17 de marzo de 2006

Venezuela.- El PP pide al Ejecutivo que intervenga para inmdenizar y devolver sus tierras a los españoles afectados

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El senador del PP por Zamora y portavoz en la Comisión de Asuntos Iberoamericanos, Dionisio García Carnero, pedirá el próximo martes al Ejecutivo socialista que presente de forma inmediata una protesta formal ante el Gobierno de Venezuela, solicitando la devolución de las tierras invadidas y la indemnización económica por los bienes destruidos y daños causados a ciudadanos españoles.

Del mimo modo, la moción presentada por el Grupo Popular en el Senado insta al Ejecutivo a "exigir al Gobierno de Venezuela la afectiva protección de las personas y los bienes que están siendo objeto de extorsión, amenazas e invasiones".

Asimismo, se solicitará la prestación y la asistencia jurídica y económica necesaria a los afectados para la defensa de los intereses españoles ante los Tribunales de Justicia venezolanos, y ante los tribunales internacionales si fuera preciso.

García Carnero explica que en la zona Centro-Occidental de Venezuela, particularmente en los Estados de Zulía, Barinas, Tachira y Yaracuy, vive una "importante colonia de ciudadanos españoles que están soportando una trágica situación difícil de imaginar" en estos momentos.

"Se trata de mujeres y hombres que emigraron a ese país hace 30, 40 e incluso más años y que con gran esfuerzo adquirieron la tierras que cultivan desde entonces. Desde hace un par de años están siendo objeto de las mayores tropelías: sus fincas son invadidas, sus casas y enseres arrasados y quemados y quienes se resisten a ello son secuestrados, agredidos e incluso asesinados", señala.

El senador del PP quiso poner de manifiesto que todo esto ocurre ante la "pasividad y complacencia" del Gobierno de Hugo Chávez. "El Gobierno español, el propio presidente, conoce esta situación desde al menos hace un año, sin que se haya llevado a cabo ninguna acción verdaderamente efectiva en defensa de las vidas y los bienes de nuestros compatriotas; las invasiones de tierras y las extorsiones personales continúan cada día. La situación para muchísimos españoles es absolutamente insoportable", concluye.