17 de noviembre de 2007

Venezuela.- El PP replica a Chávez que es él y no el Rey el que tiene que pedir perdón por haber estado "tan grosero"

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Partido Popular en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Gustavo de Arístegui, replicó hoy al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que es él y no el Rey de España quien tiene que pedir perdón por haber sido "tan grosero" interrumpiendo la sesión de clausura de la pasada Cumbre Iberoamericana.

Así se pronunció De Arístegui en declaraciones a los periodistas durante la Convención Política del PP ante las palabras del presidente venezolano, quien ayer avisó de que espera que el monarca "reconozca que se extralimitó" en el incidente verbal registrado en la Cumbre de Santiago de Chile si España "no quiere un problema".

A este respecto, el dirigente 'popular' salió en defensa de la actitud adoptada por el Rey en el citado cónclave iberoamericano, al intentar que Chávez dejara de interrumpir al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y que dejara de "insultar" al anterior, José María Aznar, para reprochar, a continuación, al jefe del Ejecutivo venezolano que no ceje de lanzar advertencias al Monarca.

"Si Chávez fuera un dirigente prudente y no histriónico, y si fuera cierto que el Rey de España se hubiese extralimitado, podría pedir perdón, pero no es cierto ni lo uno ni lo otro", remarcó De Arístegui, quien describió al presidente suramericano como una de las personas "más estrafalarias, exageradas y faltonas" que existe en el panorama político mundial. Por todo ello, quiso dejarle claro que él es el único que tiene que pedir disculpas a don Juan Carlos por haber sido "tan grosero" durante la pasada Cumbre Iberoamericana.

EXIGE "FIRMEZA" AL GOBIERNO

Dicho esto, el responsable de Exteriores de los 'populares' aprovechó para exigir una vez más al Gobierno que defienda los intereses de España y de los empresarios españoles en el exterior ante "las presiones" de Venezuela, pero, sobre todo, que mantenga una actitud de "firmeza" en la dignidad de la Democracia de nuestro país. Y es que, a su juicio, si por algo se caracteriza el Ejecutivo socialista es por "su tibieza" y por ponerse "de perfil" ante "todos los problemas y las presiones que acaban acosando y afectando a los intereses de España".

"Hay que ser prudente y mesurado, pero no hasta el punto de permitir que un dirigente histriónico y estrafalario como Chávez esté constantemente insultando a España y los españoles --enfatizó--, porque insultar a un dirigente elegido democráticamente es tanto como insultar a los 45 millones".

Asimismo, De Arístegui se quejó de que desde las izquierdas más radicales de dentro y de fuera de España se esté acusando al Gobierno de Aznar y a otros dirigentes del PP de haber apoyado o haberse regocijado en el intento golpista en contra del presidente venezolano.

"Denuncio, repudio y rechazo total total cualquier tipo alegación en ese sentido", dijo el dirigente 'popular' porque, añadió, además de ser "falso de toda falsedad y de constituir una mentira políticamente manipulada y retorcida, es una calumnia perfectamente descrita y describible por el Código Penal español".