15 de noviembre de 2011

Los precandidatos de la MUD señalan la reconciliación nacional como su prioridad

Seguridad ciudadana, impunidad, empleo y educación, entre sus objetivos

CARACAS, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los cinco precandidatos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora-- a las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012 han protagonizado este lunes un debate, en el que han señalado como su prioridad la reconciliación nacional, entre otros retos como la seguridad ciudadana, el fin de la impunidad de los delitos, la creación de empleo y la mejora de la educación.

El debate, el primero que se celebra en Venezuela entre candidatos a unas elecciones primarias, ha comenzado alrededor de las 20.00 horas de la tarde del lunes (01.30 horas de la madrugada del martes en España) en la sede de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), en Caracas.

Como estaba previsto, han participado los gobernadores de los estados de Miranda (centro) y Zulia (oeste), Henrique Capriles y Pablo Pérez, respectivamente, el líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, Diego Arria y María Corina Machado.

Los cinco precandidatos han coincidido en señalar la necesidad de reconciliar a los distintos sectores de la sociedad venezolana con el fin de construir un país mejor, acusando al presidente, Hugo Chávez, de ahondar en las diferencias con su dialéctica de izquierda y derecha.

López se ha comprometido a "eliminar todos los obstáculos entre el presente y el futuro" para construir "una Venezuela mejor". En la misma línea se ha expresado Capriles al considerar que "hay razones para la esperanza". "Siempre he apostado por mi país. Y, después de visitar tantos de sus lugares, estoy convencido de que la apuesta es muy fácil de ganar", ha dicho Arria.

Por su parte, tanto Pérez como Machado han aludido a ellos mismos como virtuales ganadores de las presidenciales. "Como una gran familia que es Venezuela, me convertiré en el gran padre. Vamos a trabajar unidos", ha dicho el gobernador de Zulia, en declaraciones recogidas por 'El Universal'.

SEGURIDAD CIUDADANA E IMPUNIDAD

Entre los retos a los que se enfrenta el país, los cinco precandidatos opositores han destacado la inseguridad ciudadana, que, a pesar de su paulatina disminución, sigue siendo alarmante. "La prioridad a partir del primer día de esa nueva Venezuela es la seguridad", ha apuntado el líder de Voluntad Popular, mientras que Arria ha prometido reducir los índices de criminalidad en los próximos tres años.

Por su parte, Pérez ha abogado por impulsar una política de desarme, ya que "el actual Gobierno ha armado a colectivos enteros", lo que ha contribuido a aumentar la inseguridad, así como por eliminar la violencia del lenguaje político.

En el caso de Capriles y Machado, ambos han considerado que el problema de la inseguridad "es sistémico", por lo que para solucionarlo es necesario llevar a cabo una reforma del Poder Judicial, las fuerzas de seguridad, el sistema penitenciario, crear empleo y mejorar la educación.

Si bien, todos han coincidido en que para mejorar la seguridad es necesario garantizar que los delincuentes son procesados por sus actos, por lo que también han fijado la lucha contra la impunidad entre sus objetivos.

"La impunidad es responsabilidad total y absoluta del Gobierno", ha dicho Capriles, respaldado por López, mientras que Machado ha considerado que es necesario invertir más recursos en la administración de justicia. "Tenemos 700 fiscales y necesitamos unos 2.000", ha indicado.

EMPLEO Y EDUCACIÓN

Además, los líderes opositores han considerado prioritario generar empleo y mejorar la educación para garantizar el crecimiento económico del país iberoamericano y, consecuentemente, mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

A este respecto, López ha prometido crear tres millones de empleos en los sectores turístico, agrícola y petrolero, aunque no ha explicado cómo. En la misma línea, Capriles se ha comprometido a crear tres millones de empleos a través de la cooperación entre el sector público y el privado y obras de infraestructura.

En cambio, Machado ha abogado por "formalizar a los trabajadores irregulares" y fomentar la inversión privada en el país, que ha disminuido significativamente durante el mandato de Chávez por la ola de nacionalizaciones.

Por su parte, Pérez ha defendido que para crear empleo es necesario mejorar la educación del país, por lo que ha propuesto crear escuelas profesionales en función de la demanda de trabajo existente en el mercado, facilitar el acceso a la universidad y elaborar convenios entre los centros educativos y las empresas.

Los otros precandidatos han compartido el interés de Pérez por la educación. López y Arria han considerado que es necesario mejorar la economía de los padres para garantizar el acceso a la educación de los hijos, por lo que han propuesto programas de ayudas sociales, mientras que Machado ha abogado por una mejora cualitativa, mejorando la formación de los docentes.