15 de noviembre de 2007

Venezuela.-El presidente de la patronal gallega en Venezuela cree "desproporcionado" llamar a consultas al embajador

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El senador del PSOE por Orense y presidente de la patronal gallega en Venezuela, Cándido Rodríguez Losada, aseguró hoy a Europa Press que reclamar que se llame a consulta al embajador español en aquel país es algo "totalmente desproporcionado". A su juicio, lo que hay que hacer para aliviar la situación de crisis entre España y Venezuela es "conversar" mediante la "vía diplomática, a través de los ministerios de Asuntos Exteriores".

En este sentido, destacó que las relaciones entre los españoles que viven en el país Latinoamericano y los propios venezolanos "han sido siempre cordiales". "Ahora se presentó este incidente, pero esperamos que por vía diplomática se resuelva con brevedad, para que no haya problemas ni para la inmigración, ni para las empresas españolas", subrayó.

Rodríguez Losada recordó que la mayor parte de la inmigración española que vive en Venezuela llegó entre 1.945 y 1.955, y destacó que en la actualidad la cifra de españoles allí es de unos 300.000. Además, resaltó que las inversiones españolas se reparten entre sectores tan dispares como "finanzas, seguros, telecomunicaciones, energéticas y turismo".

Asimismo, abogó por separar "la parte económica de la de la inmigración" en Venezuela, que vive "sin discriminación", para poder así "aparcar este problema". Eso sí, reconoció que no es algo sencillo, puesto que ha podido leer declaraciones, sobre todo del PP, "que ha tratado de magnificar el problema, y eso no ayuda mucho a resolverlo".

Por eso, el senador socialista insistió en que lo sucedido en la Cumbre Iberoamericana fue un "incidente" que puede resolverse por "vía diplomática", al tiempo que defendió la postura del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

"NECESITAMOS LAS MEJORES RELACIONES".

"A lo mejor no hay una visión completa en España, pero aquí vivimos 300.000 españoles, que es una cifra muy importante, empresarios y trabajadores, y lo que necesitamos son las mejores relaciones entre ambos gobiernos. Si se cortaran las relaciones la gente se vería afectada, aunque sólo fuera anímicamente", expuso.

Finalmente, mostró su confianza en que la crisis va a resolverse, y señaló que el sector español en Venezuela "no tiene ningún tipo de discriminación". "El pueblo español aquí, que es en un 70 por ciento de origen gallego y canario, es gente trabajadora y emprendedora, que ha hecho un aporte importante al desarrollo de Venezuela en los últimos cincuenta años", sentenció.