12 de noviembre de 2007

Venezuela.- El PSOE ve "disparatado" llamar a consultas al embajador y pide al PP que ayude a mejorar relaciones

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, reprochó hoy al PP que continúe realizando declaraciones "absurdas y contradictorias" tras el incidente diplomático entre España y Venezuela, y tachó de "disparatada" la propuesta de llamar a consultas al embajador español en este país. Por contra, emplazó al PP a defender "con contundencia y con firmeza" los intereses de España y a colaborar con el Ejecutivo para intentar mejorar las relaciones entre ambos países.

En rueda de prensa en la Cámara Baja, López Garrido lamentó que el enfrentamiento verbal del Rey y el presidente del Gobierno con el jefe del Ejecutivo venezolano, Hugo Chávez, haya "ocultado" los acuerdos políticos en materia de cohesión social alcanzados durante la Cumbre Iberoamericana que se celebró este fin de semana en Santiago de Chile.

No obstante, defendió que en dicho cónclave España, a través de las figuras de Don Juan Carlos y de José Luis Rodríguez Zapatero, hizo lo que tenía que hacer: "defender sin fisuras los intereses de los españoles y establecer un principio esencial de exigencia de respeto" para todos sus ciudadanos, incluido un dirigente democráticamente elegido como José María Aznar.

En este sentido, el dirigente socialista contrapuso la actitud del Gobierno con la del PP, al que criticó no sólo que continúe realizando declaraciones "irresponsables, incoherentes y absurdas" tras el mencionado incidente, sino que lo "aproveche para arremeter" en su contra.

PIDE AL PP "CONTUDENCIA Y FIRMEZA"

"¡Vaya forma de defender los intereses de España!", exclamó López Garrido, quien instó a continuación a los 'populares' a que trabajen "con contundencia y con firmeza" en aras de ese objetivo, en vez de criticar al Gobierno "siempre que hace algún viaje al exterior".

En este punto, el portavoz socialista sacó a colación las versiones "contradictorias" que, a su juicio, ha habido entre el ex presidente del Gobierno José María Aznar y el líder del PP, Mariano Rajoy, a propósito del rifirrafe entre España y Venezuela, desacreditando, en concreto, la propuesta "disparatada" de llamar a consultas al embajador español en el país sudamericano realizada desde el partido de la oposición.

En su opinión, este tipo de actitudes demuestran que en el PP no hay "el más mínimo atisbo de responsabilidad", por lo que sugirió a sus dirigentes a que colaboren con el Gobierno socialista para rebajar la tensión entre España y Venezuela, cuyas relaciones deben ser "buenas".

"Las relaciones entre Venezuela y España tienen que ser las mejores posibles porque España entiende que ésa es la mejor forma de defender los intereses españoles", indicó López Garrido, quien remarcó que ése "es, siempre lo ha sido y va a seguir siendo el propósito de España".

ESPAÑA NO VA A PONER OBSTÁCULOS

En esta línea, el portavoz de los socialistas en la Cámara Baja señaló que el enfrentamiento acaecido en la Cumbre Iberoamericana entre ambos países "no tiene por qué empañar" sus relaciones. Es más, apuntó que, "dejando las cosas muy claras, no hay ningún problema en que se trabaje para mejorar las relaciones entre España y cualquier país iberoamericano, incluida Venezuela". "No va a ser España la que ponga obstáculos para el fortalecimiento de las relaciones con Iberoamérica", remarcó.

Para ello, urgió al PP a que colabore en este sentido pero no haciendo propuestas "estrambóticas que no van en la defensa de los intereses españoles", máxime cuando se trata de países con los que haya "una sintonía de afecto".